Ir a contenido

'POP STAR' EN HORAS BAJAS

Demi Lovato, una historia de excesos, drogas y falta de amor paternal

Cocaína, alcohol, heroína, bulimia... con solo 25 años la exchica Disney tiene un largo historial de entradas y salidas en centros de rehabilitación de Los Ángeles

"Mi papá era un adicto y un alcohólico. Creo que siempre busqué lo que él encontró en las drogas y el alcohol", confesó recientemente la artista

Laura Estirado

La última imagen que Demi Lovato ha colgado en Instagram.

La última imagen que Demi Lovato ha colgado en Instagram. / INSTAGRAM

A pesar de su corta edad, Demi Lovato (25) acumula muchos éxitos en su carrera musical y un igualmente extenso historial de entradas y salidas en centros de rehabilitación de Los Ángeles.

La exchica Disney de Camp Rock nacida en Albuquerque (Nuevo México) que se codea en las listas de éxitos con Lady Gaga Miley Cyrus es un referente juvenil antibulling y una de las caras más televisivas de la tele en Estados Unidos (también ha sido varias veces jurado en The X Factor USA), así como una de las artistas con más millones de seguidores en las redes (casi 70 millones de personas siguen a Demi Lovato en Instagram, por ejemplo). 

Pero también es otro ejemplo más de juguete roto de la trituradora del show business. En su caso, además, con antecedentes familiares que la predispusieron al exceso, las adicciones y las carencias de amor. Este es un repaso a su dura batalla con las drogas.

1. El padre, un mal ejemplo

"Mi papá era un adicto y un alcohólico. Creo que siempre busqué lo que él encontró en las drogas y el alcohol, porque lo llenó de manera tal que eligió eso en lugar de una familia", ha explicado la cantante que ahora se recupera de una supuesta sobredosis de heroína en una clínica de Los Ángeles acompañada de su familia. Lo narra ella misma en el documental Simply Complicateden Youtube, en el que culpa de su conducta autodestructiva a su padre, Patrick Lovato, un hombre violento, borracho y drogadicto.

A pesar del éxito y la fama -con 15 años firmó su primer contrato con una discográfica y su primer disco, Don't Forget-, Demi "fue una niña muy triste por los problemas con su padre", según ha relatado su madre, Dianna de la Garza.

2. Los amigos

En el mismo documental confesional, la propia Lovato se remonta a la primera vez que consumió cocaína: tenía 17 años. Era la época de sus primeros éxitos, cuando salía con Joe Jonas. El 1 de noviembre del 2010, el mánager de Lovato anunció que la cantante y compositora había abandonado la gira World Tour 2010 con los Jonas Brothers y demás artistas de Camp Rock 2 en Lima (Perú) porque había entrado en un centro de rehabilitación para solucionar "problemas emocionales y físicos que tenía desde hace tiempo" [Glups, "¡desde hace tiempo!"].

La ruptura con su novio Joe y una pelea a puñetazos con una bailarina del mismo tour fueron la guinda que acabó con los nervios de la artista, que estuvo en tratamiento hasta la primavera del 2011, cuando salió su siguiente álbum de estudio, Unbroken.

Demi Lovato con los Jonas Brothers

Lovato, con los Jonas Brothers. 

3. Ansiedad y bulimia

Con tan solo 19 años, Lovato confiesa que a sus problemas de adicción se añaden una baja autoestima y un severo trastorno de la conducta alimentaria: su enfermedad era tan grave que vomitaba más de cinco veces al día. "Llegué a pensar que el zumo de naranja me iba a hacer engordar". Durante su tratamiento contra la bulimia se apoyó en su amiga, y también estrella Disney, Selena Gómez, que por aquel entonces también sufría la misma enfermedad.

Demi Lovato, con su amiga Selena Gómez

Lovato y Selena Gómez (izquierda). 

4. Recaída 

En el 2015 Demi Lovato celebró que llevaba "tres años limpia". Tres años más tarde, en marzo de este mismo año, lo volvió a celebrar. Sin embargo, el mes pasado publicó su nueva canción, Sober (sobria), en la que volvía a confirmar que había vuelto a caer en las drogas: "Quiero ser un modelo para todos, pero solo soy una humana". "A los que siempre han estado ahí / ya hemos caminado por estos senderos / Lo siento, ya no estoy sobria", dice en la letra. Y vuelta al fantasma de sus peores momentos, como cuando escondía las drogas en los aeropuertos, o cuando "no podía pasar ni 30 minutos sin inhalar cocaína".

"No hay nada como la verdad. Hay que ser honesta a Dios, aunque la verdad sea incómoda y chocante. A veces debes compartir tu propia historia de la manera más honesta posible y para mí esa manera es la música", escribía en su cuenta de Twitter en el pasado mes de mayo. 

5. ¿Heroína?

Aunque el portal TMZ publicó la noche del martes que la cantante había tenido que ser ingresada debido a una sobredosis de heroína, la representante de Lovato, Nicole Perna, ha salido al paso con un comunicado en el que matiza que "algunas de las informaciones reportadas son incorrectas y (su familia) pide respetuosamente privacidad y no especular, ya que su salud y recuperación son lo más importante en estos momentos".

Mientras, la legión de fans de Lovato se han unido en las redes -con el hashtag #PraiForDemi (recemos por Demi)para expresar su pena por esta nueva hospitalización de la pop star y desearle una pronta recuperación: 

Otras princesas Disney descarriadas

1. Britney Spears

De su paso del Club de Mickey Mouse ya casi nadie se acuerda. Pero sí que un día la princesa pop que alcanzó la cima con 'Baby One More Time' se rapó el pelo y se lió a paraguazos con los fotógrafos que no la dejaban ni entrar ni salir tranquila de los centros de rehabilitación. Infidelidades, drogas, fiestas, divorcios y hasta le quitaron la custodia de sus hijos. Hoy ha vuelto al redil, dedicada a la familia y actuando en Las Vegas.

2. Christina Aguilera

Otra niña del Club de Mickey Mouse que mudó su imagen de niña buena en la malota del instituto. "Probé drogas pero no me gustaron. Lo que sí me encanta es el sexo y el acohol", ha revelado en alguna ocasión. En una ocasión, incluso, la policía la detuvo por posesión de drogas.

3. Lindsay Lohan 

La niña pecosa de Juego de gemelas (1998) salió de la adolescencia saltando de escándalo en escándalo y de centro de desintoxicación en centro de rehabilitación, de juicio rápido a trabajos para la comunidad. La que prometía ser una de las carreras más fulgurantes de Hollywood se desperdició por los excesos y el peso de la fama, que nunca llegó a asimilar bien. A sus 32 años y con un rostro avejentado por el abuso de estupefacientes, colecciona fichas policiales por conducir ebria y es carne de cañón de tabloides y portales sensacionalistas.

4. Miley Cyrus

Cuando la hija del cantante country Billy Ray Cyrus se quitó el disfraz infantil de Hannah Montana, se echó al monte, las drogas y el alcohol. Sonado fue el porro que se fumó en su presentación de los MTV Awards. "No sé si lo habías notado, pero siempre que venía a tus 'shows' estaba fumada...  No sé si ahora es mejor, pero dejé hacerlo porque quería asegurarme de ser muy clara respecto a lo que estoy hablando", le explicó a Jimmy Fallon en antena el año pasado.

Temas: Disney Drogas

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.