Ir a contenido

VÍDEO VIRAL

«Por favor, Amancio, que tengo el culo grande»

La humorista Omayra Cazorla impulsa una nueva oleada de críticas a Inditex por el tallaje de sus prendas

El Periódico

Mujeres pasean con una bolsa del H&M frente a una de las tiendas del Zara que hay en el centro de Madrid

Mujeres pasean con una bolsa del H&M frente a una de las tiendas del Zara que hay en el centro de Madrid / JUAN MEDINA (REUTERS)

La humorista canaria Omayra Cazorla ha hecho alarde de su sentido del humor en las redes sociales para denunciar una de las cuestiones que más enerban a las mujeres cuando van a comprar ropa: la dificultad de encontrar tallas grandes en las firmas de Inditex. Esta polémica no es nueva, ni la de Omayra es la única petición que ha recibido Amancio Ortega en este sentido. Desde hace tiempo, numerosos colectivos han criticado las campañas publicitarias de las marcas de Inditex (Zara, Pull & Bear, Bershka...) y han pedido que estas aumenten sus tallas más allá de la 42. 

A petición popular, aquí va el vídeo. Amancio, estamos aquí. #loquehay

Una publicación compartida de  Omayra Cazorla (@omayracazorla) el  

"Amancio Ortega, te hago esta petición con el corazón en un puño", empieza el mensaje de la monologuista dirigido al magnate de Zara. "A ver si les da por aumentar un 'pizquito' el tallaje de sus pantalones, porque yo me los quiero poner, Amancio, porque son bonitos, pero no puedo porque tengo un culo grande", prosigue Cazorla en un vídeo que cosecha más de 600.000 reproducciones en Facebook y va camino de las 20.000 en Instagram. "Entiendo que hagas tallajes para gente normal que tiene una 38 y que hace deporte porque creen en la vida saludable. Pero yo, como soy una gansa, un pizquito más de tela que tú le añadas a un pantalón a mí y a 300 mujeres seguramente, nos quedaría fantástico, Amancio".

La publicación de la que ahora se hace eco data del mes de diciembre, pero ha ido creciendo como la espuma durante los últimos días hasta volverse viral. Muchos de los comentarios aplauden a la humorista por la denuncia y se unen al clamor de su alegato. El éxito de esta iniciativa se une al de otras como la que impulsó en 2016 la catalana Anna Rieraquien emprendió acciónes en change.org para pedir a Zara que retirase unos maniquíes que eran excesivamente escuálidos, una reivindicación que logró que estos figurines se retirasen de los escaparates.