Ir a contenido

ACTIVISTA 'FASHION'

Adwoa Aboah, la modelo poco modélica

La británica, elegida mejor modelo del año, ha superado un pasado de adicciones

Luis Miguel Marco

La modelo Adwoa Aboah, el pasado lunes en Londres.

La modelo Adwoa Aboah, el pasado lunes en Londres. / Samir Hussein

Kaia Gerber acaba de llegar y deberá esperar. La mejor modelo del año, elegida la semana pasada en el Royal Albert Hall de Londres, no ha sido la hija de Cindy Crawford sino la británica Adwoa Aboah, una joven con un pasado poco glamuroso, marcado por su falta de autoestima, la depresión, las drogas y hasta un intento de suicidio. No todo es "wonderful" en el país de las maniquís.

El jurado de los British Fashion Awards, los Oscar británicos de la moda, integrado por 2.000 expertos internacionales que reconoce "el impacto global de un modelo, hombre o mujer, que durante los últimos 12 meses ha dominado la industria", ha considerado que esta londinense de ascendencia británica y ghanesa de 25 años tiene mucho más de persona real que de personaje de cuento.

La victoria de esta pecosa que mide 1,73, con poco pecho y pelo ralo, va más allá del éxito profesional y del número de portadas que ha copado, que han sido unas cuantas. Es el reconocimiento a una nueva sensibilidad, más concienciada e inclusiva, de la industria de la moda. Y el premio a una activista social. "La reina de la libertad ha vivido un sueño", escribía la joven en su Instragram junto a una imagen con el flamante trofeo.

Queen Liberty living the dream. Last night will go down in history as one of the best of my life. Thank you @britishfashioncouncil for awarding me ‘Model Of The Year’ at the British Fashion Awards, Following suit after such talented and strong women means everything. Thank you for not only recognising the hard work I have put into the last 12 months of my career but also everything I have done alongside it. I am forever grateful for the platform that the fashion industry has given me in order to share my message. 3 years ago my life looked a lot different but today I stand proud, confident and ready for all the opportunities that life has to offer me. Thank you, thank you, thank you...to everyone who carried me thus far, I look forward to creating with you in 2018. Thank you to my family and friends who I would be lost without. Well done to all the nominees and congratulations to the winners, especially my friend @halpernstudio You’re a genius and I was so very proud to wear you’re dress. Mad Love to @stephenjonesmillinery for my beautiful Turban, @celiaburtonmakeup for making me feel one in a million. @solangeazagury for dripping me in one of a kind jewels and @emmawnails for turning those stress bitten nails into ones fit to hold an award. I am one bloody lucky lady!

Una publicación compartida de Adwoa Aboah (@adwoaaboah) el 

Presente en todas las pasarelas internacionales, Aboah aparece en el último calendario Pirelli junto a su amiga Slick Wodds, la pelona de los dientes separados. También aparece en las campañas de Versus Versace y de Marc Jacobs Beauty y es la portada de este diciembre del 'Vogue' británico, la primera del nuevo director, Edward Enninful, que aboga, cómo no, por la diversidad y la apertura de miras. 

A todo eso ha ayudado que Aboah, que acudió a la ceremonia de entrega del premio con un minivestido metálico de Halpern y con su cabeza cubierta con un turbante a juego, ha hablado (y sobre todo ha superado) sus fantasmas de adolescencia y juventud. Y lidera el movimiento feminista Gurls Talk, un foro 'on line' que promueve la solidaridad y el empoderamiento femeninos y ofrece a las mujeres una plataforma en la que poder desahogarse y compartir sus inquietudes, si quieren de forma anónima.

Desnudo en cuerpo y alma

El año pasado, en un vídeo para 'StyleLikeU', Adwoa Aboah se desnudó literalmente en cuerpo y alma, para confesarle sus problemas al mundo, desde su lucha contra la depresión a las adicciones que padeció o su fallido suicidio.

"Creo que si no te gusta estar en tu piel, no importa cuántas veces la gente te diga que eres guapa o cuántos trabajos consigas. Yo simplemente no quería ser Adwoa y ese odio hacia mi persona era algo con lo que convivía día a día durante mucho tiempo. Sentía vergüenza", confesaba en un vídeo en el que va desprendiendose de sus prendas poco a poco, mientras contesta a una serie de preguntas. De poco le sirvió ser chica Calvin Klein si no le gustaba lo que veía frente al espejo. "Creo que nací un poco triste. Cuando era pequeña soñaba con ser como las demás. Rubia, blanca, con ojos azules y atractiva; pero no pudo ser".

A los 14, Adwoa Aboah estaba tan deprimida que se enganchó a los estupefacientes. "Abusaba de las drogas todos los días. Mi momento favorito era cuando me sentaba en mi habitación y todo se desvanecía a mi alrededor", relata en ese vídeo. Intentó suicidarse con una sobredosis, estuvo en coma varios días y esquivó la muerte para darse cuenta de que algo debía cambiar en su interior. "Entendí finalmente que no podía ser nadie más que yo. Ahora me gusto a mí misma todo el tiempo". 

0 Comentarios
cargando