Ir a contenido

CONFESIÓN EN TWITTER

Kevin Spacey sale del armanio tras la denuncia de acoso de un actor

La estrella se disculpa con el actor Anthony Rapp, que le acusa de haberle acosado sexualmente cuando tenía 14 años

El Periódico / Barcelona

Kevin Spacey. / JASON SZENES

Kevin Spacey.
Anthony Rapp.

/

A sus 58 años, Kevin Spacey ha terminado con años de rumores y de insinuaciones veladas al declarar por fin que "ahora" ha elegido "vivir como un hombre gay" y que quiere afrontar su decisión de una manera "honesta y abierta". Pero ha tenido que hacerlo forzado por las circunstancias y no porque haya sido pillado por algún paparazzi. 

El protagonista de la famosa serie televisiva 'House of cars', ha tenido que dar el paso saliendo al paso de una acusación de acoso sexual por parte del también actor Anthony Rapp, que asegura que intentó abusar de él en 1986, cuando tenía 14 años y Spacey 26. 

Comportamiento inapropiado

En una declaración colgada en Twitter, Spacey explica que, como sabe su círculo más íntimo, ha mantenido "relaciones tanto con hombres como con mujeres". "He amado y he tenido encuentros románticos con hombres a lo largo de mi vida, pero ahora he elegido vivir como un hombre gay", reconoce.

El ganador de dos Oscar por las películas 'Sospechosos habituales' y 'American Beauty'  empieza el comunicado subrayando "su respeto y admiración" por Rapp "como actor". Y tras declararse "horrorizado" por la acusación, escribe: "Honestamente, no recuerdo el encuentro, que habría ocurrido hace más de 30 años. Pero si me comporté como él describe, le debo mi más sincera disculpa por lo que habría sido un comportamiento ebrio profundamente inapropiado".

El relato de lo ocurrido lo hizo unas horas antes Anthony Rapp al portal 'Buzzfeed News'. Ocurrió durante una fiesta en el apartamento de Spacey en Nueva York para celebrar el éxito de las obras de teatro en las que ambos participaban por entonces. Rapp, que alcanzó el reconocimiento con su papel en el musical 'Rent', acudió a la velada solo. Era el único adolescente y recuerda que cuando se aburrió, se metió en una habitación a ver la televisión.

"Se me revuelve el estómago"

Pasada la medianoche, se dio cuenta de que era el único invitado que seguía allí, momento en el Spacey entró en la habitación, se le acercó y se tumbó encima con la intención de mantener relaciones sexuales. "Mi impresión es que estaba borracho porque se tambaleaba. Pero era consciente de que estaba tratando de tener sexo conmigo", ha explicado Rapp, que dice no recordar cuánto tiempo permaneció Spacey encima de él, pero que finalmente logró marcharse. "Al ver a Spacey ahora, se me revuelve el estómago", confiesa.

Según Rapp, que también intervino en la serie 'Star Trek:Discovery', nunca volvió a hablar con Spacey tras el incidente. Ha sido todo el revuelo ocasionado por el escándalo del productor de Hollywood Harvey Weinstein, acusado por decenas de mujeres de acoso y abuso sexual, el que le ha animado a dar el paso. "Con esto quiero arrojar luz sobre décadas de comportamientos que han continuado porque mucha gente, incluido yo mismo, hemos permanecido en silencio", afirma Rapp.

La reacción de Spacey ha sido inmediata. "Esta historia me ha llevado a abordar otros asuntos de mi vida. Ahora elijo vivir como un hombre gay. Quiero afrontarlo de forma honesta y abierta y esto empieza examinando mi propio comportamiento", sostiene. 

En todos estos años Spacey ha intentado escabullirse para no hablar públicamente de su homosexualidad. La revista 'Esquire' lo insinuó en el 1997 y el actor tardó dos años en responder y, cuando lo hizo, se declaró heterosexual en 'Playboy'. "No veo que el ser gay tenga nada de malo", explicaba en una entrevista a 'El País'. "Me muevo en un mundo en el que todos los días trabajo con mucha gente diferente y muchos son gays. Son amigos y los quiero. Pero no podía imaginarme tener que saltar y decir 'no soy uno de ellos'. Según el actor, el artículo de 'Esquire' le ayudó a ligarse a muchas chicas que creían que era gay. "Para ellas era un reto hacerme volver al buen camino. Y yo las dejaba".

En los últimos premios Tony del pasado mes de junio, que Anthony Rapp vio y que le hicieron recordar lo sucedido supuestamente 30 años atrás, Spacey bromeó sobre su condición sexual. El actor, que presentaba la gala, arrancó la ceremonia con un número musical lleno de guiños gais y de gestos hacia la comunidad LGTB. Tras la actuación, Whoopi Goldberg apareció en el escenario como invitada sorpresa y ambos se rieron de los rumores acerca de sus preferencias sexuales.