Ir a contenido

Ben Affleck y Jennifer Garner, feliz divorcio

"Todo se ha hecho de forma consensuada por el bien de sus hijos", indica la revista 'People'

Ben Affleck y Jennifer Garner, en el 2015.

Ben Affleck y Jennifer Garner, en el 2015. / ALBERTO E. REODRÏGUEZ

Pese a que todo sobre el papel ha sido bastante civilizado, finalmente no hay ya vuelta atrás y los actores Ben Affleck y Jennifer Garner, ambos de 44 años, han firmado los papeles de su divorcio. 

Desde que ambos anunciaran su separación en junio del 2015, los rumores sobre una posible reconciliación siempre les han acompañado. Motivos han dado porque la expareja y sus tres hijos desde el principio se han dejado ver conviviendo y pasando incluso las vacaciones. El director de 'Argo', ganadora del Oscar a mejor película en el 2012, nunca dejó además el hogar conyugal. Ahora esta situación cambiará puesto que el pasado jueves presentaron, a la vez, los papeles del divorcio en el tribunal Superior de Los Ángeles.

Según informa el portal 'TMZ', todo se ha hecho de forma consensuada y amistosa. Tanto Affleck como Garner solicitan la custodia de los tres hijos que tienen en común: Violet Anne, de 11 años, Seraphina Rose Elisabeth, de 8, y Samuel, de 5 años.

La división de sus bienes así como también si alguno debe recibir una pensión mensual están aún por decidir. La pareja no firmó ningún tipo de acuerdo prenupcial antes de su boda en el 2005, así que las ganancias que hayan generado durante los años de su matrimonio van a ser repartidas al 50%, a no ser de que hayan decidido algo distinto.

PROCESO 'SUPERAMIGABLE'

Según explica la revista 'People', el proceso de divorcio, que puede resolverse rápidamente, va a ser "superamigable”. Es más, la publicación —a la que los actores mandaron el comunicado conjunto de su ruptura tras 10 años de matrimonio— asegura que en los documentos legales para el divorcio ambos figuran como sus propios representantes legales, lo que significa que, al menos por ahora, no va a haber abogados de por medio. Incluso el caso se podría resolver sin un juez y a través de un mediador.

“Lo han hecho todo anteponiendo el bien de sus hijos", asegura una fuente cercana a la exparaje en la revista. Desde que anunciaron su ruptura, ambos han hecho declaraciones públicas alabándose mutuamente en el papel de padres.

ADICCIÓN AL ALCOHOL 

La noticia sobre el divorcio oficial llega después de que el pasado marzo, Affleck, anunciara en un comunicado que se había sometido a un proceso de rehabilitación para superar de nuevo su adicción al alcohol (ya en el 2001 ingresó en un centro especializadoen esta enfermedad). "Quiero que mis hijos sepan que no hay que avergonzarse por pedir ayuda", indicó el actor en ese momento, y se mostró "afortunado" por contar con el amor de su familia, especialmente el apoyo que le brindó Garner.

Justo al día siguiente de su revelación, la expareja siguió con su rutina y fueron fotografiados llevando juntos a sus tres hijos a la escuela. 

En lo laboral, también se ha sabido recienmente que Affleck ha decidido renunciar a dirigir 'The Batman', la nueva película del hombre murciélago. El intérprete, muy criticado en su día por hacerse cargo de este personaje, seguirá como protagonista y productor del proyecto.