Ir a contenido

FIESTA DE LUJO

Preysler y Binoche iluminan Loewe

La firma celebra sus 170 años de historia con una muestra en el Jardín Botánico de Madrid

LUiS MIGUEL MARCO / MADRID

Preysler juega al despiste con los medios y no confirma su boda con Mario Vargas Llosa, en el 2017. / EUROPA PRESS

Preysler juega al despiste con los medios y no confirma su boda con Mario Vargas Llosa, en el 2017.
Paco León.
Diego Martín.
Ángela Molina.

/

Corrió el champán Ruinart en una noche, la del jueves, grabada en cuero para Loewe. La firma de lujo cumple 170 años de historia, más que el grupo francés al que pertenece, LVHM, y montó una de esas fiestas que bien merecen una crónica.  

Motivos había para descorchar las botellas. Loewe ha reabierto su ampliada y renovada tienda en la calle de Serrano esquina con Goya, en pleno barrio de Salamanca y con puesto de flores incluído. Ha publicado un libro resumen de su trayectoria que es una joya editorial y ha inaugurado una exposición, 'Past Present Future', en el Jardín Botánico de Madrid que se podrá ver hasta el próximo 9 de diciembre.

Ejercía de anfitrión un joven irlandés de 34 años casi imberbe, el director creativo de la marca, Jonathan W. Anderson, que, vestido con un jersey con el logo rejuvenecido, tejanos y zapatillas Nike, recibió a una reina de cine, Juliette Binoche, y a una reina de corazones, Isabel Preysler, que eclipsaron un poco a otra figura internacional, el actor británico Luke Evans, ex novio de Jon Kortajarena. 

PUEDE SER

Zanjemos pronto el asunto. Un "puede ser" con puntos muy suspensivos, como diciendo "a vosotros os lo voy a decir teniendo el ¡Hola!" fue lo único que una Isabel Preysler, de negro y con joyas de Rabat (eso sí nos lo han recordado), se dignó a soltar sobre si se casará en el 2017 con Mario Vargas Llosa. Llegó, posó y fue vista y no vista.

Anderson estuvo más tiempo recorriendo el pabellón Villanueva del Botánico con una sonriente Juliette Binoche y comentando alguna de las piezas reunidas para la exposición por Flor Fernández, que está al frente de los archivos históricos de Loewe. "Este chico está poniendo patas arriba la casa –explicaba Fernández del diseñador–. Si te fijas, hay mucho del ADN de la firma en las nuevas colecciones. Me entiendo con él solo con la mirada".

Y de miradas precisamente iba la cosa. Miradas que se iban de la pared al suelo, porque toda una ala del pabellón está forrada literalmente con las imágenes recogidas por el libro editado por el experto en moda Luis Venegas, una joya de casi 500 páginas que se venderá en 25 tiendas escogidas de todo el mundo por 120 euros. Dos figuras del cine que aparecieron juntas en una campaña de Loewe, Ángela Molina y Clara Lago, estuvieron admirando el resultado. "Fue un honor participar en aquella campaña [junto a los modelos Velencoso a Antonio Navás ", recordaba Molina sin quitarse el abrigo de pieles. 

En el otro ala del pabellón, con menos trasiego de público y música más relajada, una sorprendida Carolina Herrera –hija– estaba flipando con las fotografías que ha realizado Steven Meisel por encargo de Anderson. Se trata de 13 bodegones con arreglos florales inspiradas en la obra de la florista británica Constance Spry. "Podrían estar en el Museo del Prado y no desentonarían, qué maravilla, me encantan". 

La convocatoria del jueves fue tan variopinta que entre los casi 400 invitados estaban desde Jaime de Marichalar hasta algunos de los blogueros más chiripitiflaúticos de Madrid y un grupo de chinos armados con sus cámaras. De Cari Lapique y Paola Dominguín a una exquisita exgalerista como Soledad Lorenzo o al diseñador Modesto Lomba y el ilustrador Jordi Labanda. También acudieron Enrique Loewe y su hija Sheila, al frente de la Fundación Loewe. "Mi padre a veces viene a pasear por el Botánico", explicó Sheila. 

RAMILLETE DE ACTORES

El cine español también tuvo su representación. Paco León, Leonor Watling, Inma Cuesta, Belén Cuesta, la parejita de 'Velvet' Miriam Giovanelli y Diego Martín, y muy dicharecheros entre ellos, Carlos Francino, que fotografío a Quim Gutierréz y a su camisola blanca.

I know what you did last night. �� @loewe @jonathan.anderson @carles_ francino @antoniorubial #loewe

Una foto publicada por quimyo (@quimyo) el 

 Le comentamos a Quim lo tremendo que está como un dios clásico en la foto que le hizo Outomuro y que cuelga en el Palau Robert de Barcelona y comentó que todavía no ha visto la muestra aunque su madre ya le ha puesto al día. "¿Te ves de chico Loewe, Quim? Por qué no. Soy amigo de la marca y no me importaría". Ahí queda.