PROPUESTAS EN BARCELONA

Mercadillos de segunda mano, una opción anticrisis

Flea Market y Sweet Market venden ropa, calzado y complementos a precios que oscilan entre 1 y 30 euros

Cristina Díaz y Cristina Suárez estrenan su parada el pasado domingo en Flea Market. / SARA ANDRADE

Cristina Díaz y Cristina Suárez estrenan su parada el pasado domingo en Flea Market.
Para reservar una parada en Flea Market solo hay que registrarse en la web y ser rápido.
En una de las paradas, además de vender botas de segunda mano también te las limpian.
Las prendas más caras rondan los 40 euros.
El Flea Market se organiza entre la plaza de Blanquerna y el Museu Marítim de Barcelona.
Aida Domenech con algunas de las prendas que vende en Sweet Market.

/

3
Se lee en minutos
SARA ANDRADE / Barcelona

Sacarle partido al armario es una moda que ha llegado para quedarse. Los mercadillos de segunda mano en Barcelona son un hecho. La crisis es posiblemente el factor que más ha influido en esta tendencia, solo en Catalunya se calcula que hay unos 50 mercadillos de todo tipo. No hay nada que hoy no se pueda vender y cada fin de semana se organizan uno o dos mercadillos en los que se puede encontrar chollos a 6 euros.

El Flea Market es uno de ellos, con ropa 100% de segunda mano y con casi 200 puestos, se ha convertido en un referente para todo aquel que quiera rentabilizar su vestuario. Se gestó primero en casas y sótanos entre amigos durante el 2007, y desde entonces no ha parado de crecer. No hay cifras en cuanto a los asistentes pero según Mark Dix, responsable de Flea Market, en Facebook confirmaron asistencia un total de 2.000 seguidores.

El mercadillo se celebra cada segundo domingo del mes en la plaza de Blanquerna, en la zona sur del Raval. "Trabajamos unas 10 personas, también tenemos seguridad porque la zona del Raval sur es conflictiva. Por eso el ayuntamiento nos ha cedido el espacio, compartimos la plaza con una narcosala. Ayuda a dinamizar esta parte del Raval, añadimos color, es algo nuevo para los vecinos, un ambiente divertido y diferente", explica Mark.

'Vintage'

Maria Elisa es la propietaria de una de las paradas de Flea Market, es la segunda vez que está en el mercadillo. Sus prendas van de 1 a 25 euros máximo. Se pueden encontrar piezas con 10 años de antiguedad, así como ropa comprada hace un mes. "Me parece perfecto que haya cada vez más mercadillos en Barcelona, ahora mismo la gente no tiene mucho dinero. Así no hay desperdicio y todo se reutiliza". Cristina Díaz y Cristina Suárez son dos amigas que también tienen parada en Flea Market, es su primera vez, y aún no saben si le sacarán partido económico. "Tenemos de todo, 'shorts' Levis, jerséis de lana, botas... Desde los 10 hasta los 20 euros, exceptuando las botas  'vintage' que valen 30 euros", añaden.

Tras la esencia londinense

Londres es una de las principales ciudades donde se pueden encontrar mercadillos de segunda mano, algunos de los más famosos son el de Camden TownPortobello Market o Brick Lane. La ciudad ha hecho de ellos un gran reclamo turístico y un negocio. En EEUU también son muy comunes, aunque más improvisados, porque son los mismos vecinos los que ponen paradas en sus garajes para vender aquello que ya no utilizan.

Esa es la idea de Sweet Market, el mercadillo organizado por la 'blogger' Aida Domenech en la Sala Apolo de Barcelona. "El mercadillo lo creé con una amiga y consiste en vender ropa que ya no nos ponemos. Nos gusta y además, vimos que venía mucha gente". La idea se gestó primero en una casa, como ocurre en la mayoría de los casos, después en una galería de arte que con el tiempo se quedó pequeña; y luego pasaron al Hotel Internacional de la Rambla. Pero entonces llamó a su puerta Apolo y allí se quedaron. "Tiene nuestra filosofía, moderno, roquero y 'underground'", añade Aida. Su blog se ha hecho bastante popular, por eso sus seguidoras acuden al mercadillo en busca de prendas exclusivas. La curiosidad de Sweet Market es que también compran ropa expresamente para el evento. "La gente nos pide por ejemplo Levis y nos volvemos locas para comprarlos y traerlos aquí", dice Aida. Este sábado celebraron la 9ª edición, por la que pasaron más de 800 personas que arrasaron con todo. 

Noticias relacionadas

Entre los mercadillos más nombrados suena Lost&Found, que ya tiene fecha, el 22 y 23 de marzo.

Los que no quieran esperar hasta entonces, este fin de semana con motivo de San Valentín se celebra el Fabolous Market en el calle del Carme, 42.