11 jul 2020

Ir a contenido

Marc Jacobs cambia la aguja por el cine

Tras su experiencia como actor, el modisto asegura que no es su sueño actuar

Marc Jacobs  hace un paréntesis en su trabajo como diseñador y da el salto al cine con 'Disconnect', donde demuestra que además de su talento como creativo, también puede actuar.
El papel que interpreta el exdirector creativo de Louis Vuitton, es bastante siniestro, pues encarna a un tipo encargado de contratar niños para hablar de sus fantasías sexuales con adultos. Responde al nombre de Harvey y cree que es como una especie de padre para estos pequeños, que los protege a pesar de la actividad ilícita que lleva a cabo. El propio modisto lo describe como alguien que en vez de darles drogas o prostituirlos, les ofrece un hogar en lugar de dejarlos en la calle.

Para ponerse en la piel de este personaje, Jacobs cuenta que tuvo que vestir vulgares camisetas con crucifijos bordados, así como jeans lavados en ácido, exagerados anillos y aretes. En cuanto a la experiencia del rodaje, el creador neoyorquino cuenta a 'Entertainment Weekly' que fue divertido tener un camerino al que ir."Hubo noches largas y días largos, y hacía mucho frío. Había que esperar y comer mucha comida chatarra porque es lo único que hay alrededor: café y bollería. Esas cosas no son buenas para mí, no disfruto gastando mi tiempo de esa manera. Está claro que me lo pasé bien en algún momento, pero no es mi sueño actuar. Probablemente sea la última vez que lo haga", concluye.