21 oct 2020

Ir a contenido

CONFESIÓN EN UN VÍDEO PROMOCIONAL

Andrea Bocelli agradece a su madre que no abortara

La progenitora del tenor ciego recibió un tratamiento prenatal que podría haberle causado graves malformaciones fetales

EL PERIÓDICO

El tenor ciego Andrea Bocelli ha agradecido a su madre que no abortara, en un vídeo filmado para un evento de la organización de ayuda a la infancia a la que apoya, informa el diario Corriere della Sera.

En el vídeo, Bocelli cuenta cómo su progenitora recibió tras un ataque de apendicitis durante la gestación un tratamiento que podría haberle causado graves malformaciones fetales, por lo que le recomendaron que pusiera término a su embarazo. Sin embargo, la madre del tenor italiano optó por no seguir dichas recomendaciones.

La ceguera de Bocelli se debe a un trastorno genético y no tiene relación con el tratamiento recibido por su madre durante la gestación. Bocelli nació con un trastorno que le dejó parcialmente ciego, y perdió totalmente la vista tras un accidente jugando a fútbol cuando tenía 12 años.

Andrea Bocelli nació en 1958 cuando el aborto era ilegal en Italia excepto en casos de deformidad fetal severa o cuando peligrara la vida de la madre. En aquel entonces, pese a ser ilegal, el aborto estaba ampliamente extendido.

Otros famosos en iguales circunstancias

El cantante es el último de una serie de personajes famosos que recientemente han revelado que sus progenitoras decidieron no interrumpir su embarazo pese a las recomendaciones que recibieron.

Entre ellos se encuentran el futbolista del Liverpool Jamie Carragher, que hizo público que su madre no abortó a pesar de que le apuntaron la posibilidad de que su hijo tuviera espina bífida, y el jugador de fútbol americano Tim Tebow, quarterback de los Denver Broncos.