MODELOS CURVILÍNEAS COMO CRYSTAL RENN SE HACEN CON LAS PÁGINAS DE MODA MÁS PRECIADAS

Las 'tops' de talla grande, nuevos iconos de moda

Modelo vistiendo un maxijersey.

Modelo vistiendo un maxijersey. / SOLVE SUNDSBÖ

2
Se lee en minutos
CRISTINA MERINO
BARCELONA

Que una revista del prestigio deVincluya en su número de enero hasta tres editoriales protagonizadas por modelos de talla grande es un gran paso. Abre las puertas del glamur a mujeres que van mucho más allá de la talla 36. Ni se ocultan los michelines ni se moldean las siluetas más rotundas con Photoshop (aunque, como es práctica habitual de las publicaciones de moda, los cuerpos de las modelos han sido tratados y embellecidos).

Puede que no se trate de un cambio de tendencia sino de una estrategia comercial. Pero el hecho es que las modelos con curvas poderosas al estiloBeyoncése han hecho esta vez con las páginas más codiciadas de la moda, fotografiadas por nombres comoKarl Lagerfeld,Terry RichardsonySolve Sundsbö.

Ya el septiembre pasado la modeloLizzie Millermostraba sus 82 kilos al desnudo en la portada de la edición estadounidense deGlamour. Hoy es otra mujer con sobrepeso quien protagoniza una de las dos portadas de la revistaV:la actriz negraGabourey Sidibe,cuyo debut en la cinta indiePrecious,a estrenar el 5 de febrero en España, está causando sensación entre la crítica estadounidense. La otra actriz en portada esDakota Fanning,cuya figura es radicalmente opuesta a la deSidibe.Y es que el mensaje que buscan transmitir es que las curvas también son bellas, tanto como unas caderas estilizadas. Lo explica el fotógrafoSolve Sundsbö,cuyo editorial,Curves Ahead (Vienen curvas),reúne a las modelosCandice Huffine, Marquita Pring, Michelle Olson, Tara Lynn y Kasia P: «Se puede ser guapa y sexi al margen de los estereotipos».

Noticias relacionadas

La revista plantea un duelo de siluetas para demostrar además que la alta costura no es exclusiva de mujeres escuálidas y que una misma prenda puede sentar tan bien a una mujer con la talla 34 como a una con la 44 (aunque la mayoría de las grandes firmas de moda no fabrican sus prendas en tallas superiores a la 40). Las fotografías, firmadas porTerry Richardson,muestran a dos modelos posando con la misma ropa. Por un lado,Jacquelyn Jablonski,modelo talla S, y por el otro,Crystal Renn,modelo de talla L. Esta explicó su experiencia en el libroHungry (Hambre). Tras años de dietas enfermizas empezó a alimentarse de forma sana. Fue entonces, con 75 kilos, cuando se convirtió entopy su figura, en la que se pueden ver reflejadas la mayoría de mujeres, es reclamada por diseñadores comoJean-Paul Gaultiery revistas comoVogue.

Las imágenes más controvertidas son deKarl Lagerfelda la artista burlesqueMiss Dirty Martini.Hubo un tiempo en el que el diseñador llegó a pesar más de 100 kilos, pero desde que perdió 40 ha desarrollado una acusada fobia a los kilos de más. Ahora parece que el modisto se ha enfrentado a sus demonios y, aunque rayando lo grotesco, ha encontrado sofisticación y belleza en un cuerpo más cercano a un cuadro deRubensque al de su maestraCoco Chanel.Parece que una de sus frases más célebres, «nunca se está lo suficientemente delgado», pierde vigencia.