Ir a contenido

LARGAS COLAS EN EL TÍVOLI

Barcelona se rinde al musical de Mecano

CRÍSTOFER FERNÁNDEZ
BARCELONA

Después de haber pasado por más de 30 ciudades de toda España, el musical Hoy no me puedo levantar se estrenó finalmente ayer en Barcelona, en el Tívoli. La expectación, como no podía ser de otra manera, fue máxima. Una gran cola de personas se agolpó a las puertas del teatro barcelonés desde antes de las ocho de la tarde, más de media hora antes del inicio de la función. Muchos fans lucían sus mejores galas; otros, en cambio, no dudaron en vestirse con sus camisetas de Mecano, la banda que inspira la obra con sus canciones.

Tampoco faltaron a la cita varios famosos. Carlos Latre llegó puntual. «Tengo ganas de ver la obra», aseguró el humorista, que no dudó en arrancarse a cantar la canción que da título a la obra imitando a la perfección la voz de Ana Torroja. El director del Teatro Goya y también actor, Josep Maria Pou, fue de los primeros en aparecer en la calle de Casp, dispuesto a disfrutar del estreno del musical que también es un homenaje a Mecano, bandera de la movida de los 80 y protagonista de la banda sonora de muchos jóvenes de la época.

DOS BAILARINES DESPISTADOS / «Soy un gran aficionado de Mecano», dijo el locutor Justo Molinero, que también se presentó en el Tívoli, igual que la televisiva Cristina Puig, copresentadora del desparecido El Club (TV-3). Los últimos en entrar fueron dos bailarines despistados que actúan en la obra y que llegaron cuando la función ya hacía más de 10 minutos que había comenzado.

Temas: Mecano Musicales

0 Comentarios
cargando