UNA CIUDAD ESPERANZADA

El sueño del (doble) gran día de Girona

En el mismo fin de semana, el equipo de fútbol se juega el ascenso a Primera y el de baloncesto a la Liga ACB

El sueño del (doble) gran día de Girona

ANIOL RESCLOSA

3
Se lee en minutos
Jordi Roura

La ciudad vive con ilusión la posibilidad que el domingo asciendan a Primera el equipo de futbol, y el de baloncesto liderado por Marc Gasol, a la liga ACB. "El gran dia de Girona" es una pintura al óleo, de grandes dimensiones, obra de Ramon Martí Alsina, que preside de manera magnánima el Auditori Josep Irla del edificio de la Generalitat en la ciudad.

El cruento episodio del Sitio de Girona de 1809 que describe nada tiene que ver con el (doble) gran día que se puede vivir este domingo a la orilla del Onyar. Si ya de por sí sería grande que el Girona FC volviera a Primera división, añádanle que el principal equipo de baloncesto masculino tenga la opción de volver a llevar a la ciudad a la Liga ACB 14 años después que el proyecto Akasvayu se desvaneciera por la crisis económica. Ahí es nada.

"Les deseo mucha suerte, ojalá puedan marcar y ganar en Tenerife para poder celebrar el ascenso"

Marc Gasol, jugador y presidente del Bàsquet Girona

El 19 de junio de 2022 puede quedar para siempre marcado como el día de una doble hazaña deportiva que situaría Girona como paradigma del deporte de élite, con futbol, baloncesto masculino y femenino y hockey masculino, en la cima.

"Les deseo mucha suerte, ojalá puedan marcar y ganar en Tenerife para poder celebrar el ascenso", decía Gasol desde Fontajau, la sede que se llenará hasta la bandera este fin de semana de una Final Four de la LEB Oro dónde se pone en juego una plaza de ascenso a la liga ACB (la otra se la adjudicó por vía directa el Granada).

De la escuela a la elite

Han pasado 14 años desde que ese mismo escenario hubiera asistido a la explosión de Marc antes del salto a la NBA, los mismos desde el derrumbe del antiguo CB Girona. Gasol, cumpliendo su promesa, fundó en 2014 una escuela de baloncesto que ha ido creciendo hasta el punto de tener la temporada que viene 400 niños y niñas, y solo 4 años después de estrenar equipo sénior en la liga EBA, el Bàsquet Girona se encuentra a las puertas de devolver a la ciudad a la ACB.

También optan a ello Estudiantes y Palencia, que se enfrentaran mañana sábado en la primera semifinal (17.30), y un Lleida que será rival de los gerundenses en un derbi catalán (20h) con un billete para la gran final del domingo. "Tenemos que disfrutar de ello por qué no siempre se puede llegar a una Final Four", añade Marc, extremadamente concentrado, y que preguntado por si su futuro deportivo pasa por un ascenso, respondió que "para nada".

Ganar en el Heliodoro

Noticias relacionadas

Curiosamente, cuando Girona terminó su estancia de 20 temporadas seguidas en la elite del baloncesto masculino llegó el momento del futbol, que durante medio siglo había transitado por categorías de poco glamour. Un gol de Migue contra el Ceuta llevó el 2008 al equipo al futbol profesional, y de allí no se ha movido. Es más, después de algunas salvaciones taquicárdicas en Segunda como la de 2010 (gol de penalti de Kiko Ratón ante el Múrcia en el descuento), el proyecto empezó a soñar con la Primera.

Se falló en los play-off de 2013, 2015 y 2016, pero el 2017, con Pablo Machín, se ascendió directo. Dos años duró la aventura. De nuevo en Segunda, el Girona afronta su tercera promoción seguida. Elche y Rayo fueron los verdugos en las anteriores. Este año, eliminado el Eibar en semifinales con la hombrada en Ipurua (0-2), los esfuerzos se centran en Tenerife. Habrá que ir a ganar después del 0-0 del sábado pasado en Montilivi. Unos 300 seguidores viajarán al Heliodoro Rodríguez. El resto, toda la ciudad, contendrá la respiración ante un fin de semana que promete mucho calor y excitación. Se sueña con el doble gran día de Girona.