Ir a contenido

empieza la fase decisiva

Las estrellas emergentes de la Liga

Un puñado de jóvenes ha despuntado en la primera mitad del campeonato, que se reanuda tras las vacaciones navideñas

Odegaard oposita para volver al Madrid, De Jong es el más regular del Barça, Ferran Torres relanza al Valencia y Chimy Ávila da tranquilidad a Osasuna

Joan Domènech

Martin Odegaard, durante el partido de la Real Sociedad ante el Alavés.

Martin Odegaard, durante el partido de la Real Sociedad ante el Alavés. / ÁLVARO BARRIENTOS (AP)

Este viernes se reanuda la Liga con el Valladolid-Leganés (19 h.) y el Sevilla-Athletic (21 h.). Empieza la segunda mitad de la temporada con la última jornada de la primera vuelta. Un semestre que ha dejado nombres propios pendientes de confirmación a partir de ahora, cuando la competición se encamina hacia su fase decisiva.

El más repetido es el de Martin Odegaard. Por sus notables actuaciones y porque, al fin, parece confirmar las altísimas expectativas creadas cuando el Real Madrid lo fichó a bombo y platillo el 22 de enero del 2015. Solo tenía 16 años. Ahora ha cumplido ya los 21 y despunta en la Real Sociedad, tras pasar un proceso de maduración deportiva durante dos temporadas y media en Holanda (Heerenveen y Vitesse). La Real es quinta en la Liga.

Maduros y verdes

La experiencia con Odegaard sugiere al Madrid que debería adoptar la misma determinación con dos de los jóvenes incorporados precipitadamente al primer equipo, entre la necesidad deportiva y la propagandística. Desde Brasil llegaron verdes para el nivel de la Liga. 

Rodrygo Goes ha marcado cuatro goles en la Champions  (todos al Brujas) y uno al Leganés y Osasuna en 14 partidos. Cumplirá 19 años el 9 de enero. Vinicius ya los tiene. Lo que no tiene es gol. Una fama de fallón que amenaza con lastrar su carrera. Suma 2 goles en 15 partidos en su segunda campaña en el Madrid.

Ansu Fati, en el reciente Barça-Madrid, el primer clásico de su vida. / JORDI COTRINA

Desde Uruguay llegó en silencio, y ya madurado, Fede Valverde (21 años), que se ha consolidado en el centro del campo blanco junto a Casemiro y Kroos. En cambio, estaba claro que lo conseguiría Frenkie de Jong, la apuesta de futuro barcelonista (22) que costó 75 millones el pasado verano procedente del Ajax. El jugador más regular de la plantilla. Ha participado en los 24 partidos oficiales del equipo.

Dos goles en 10 partidos son los que ha marcado Carles Pérez (21 años) en el Barça, que también puede presumir de su pareja de promesas, pero suplentes, como las del Madrid. Anssumane Fati es el más joven de todos esos proyectos (17 años) y ha inscrito su nombre en el récord de precocidad goleadora en la ChampionsHa renovado contrato tres veces como señal de la ciega confianza que posee el Barça en él.

Joao Féliz escucha los gritos de SImeone en el Juventus-Atlético. / ANTONIO CALANNI (ap)

Igual que la del Valencia en Ferran Torres, uno de los nombres de la Liga. Cumple la tercera campaña en el primer equipo y es titular indiscutible con 19 años. También ha alcanzado un récord: el más rápido de la historia valencanista en sumar 50 partidos de Liga. Cien millones de cláusula blindan la continuidad del interior en Mestalla.  

Joao Félix es otro de los jóvenes de la Liga (20 años) y es titular en el Atlético obligado por el coste (126 millones pagados al Benfica). Su producción goleadora (4) no alcanza a lo previsto, mientras trata de adaptarse a un fútbol de mayor nivel y, sobre todo, a las exigencias de Diego Simeone.

Chimy Ávila celebra un gol anotado con osasuna al Espanyol. / ALBERTO ESTÉVEZ (EFE)

Goles para sobrevivir

Ya está adaptado Luis Ezequiel Chimy Ávila (25 años). Cuarto en la lista de goleadores, pero  el primero de los mundanos. Le anteceden tipos teóricamente inalcanzables como Messi, Benzema y Suárez. Ocho goles ha aportado a Osasuna en 17 partidos jugados; los mismos que el veterano Lucas Pérez para el Alaves. Claves todos ellos para que ambos conjuntos floten por encima de las posiciones de descenso.

El partido en el Bernabéu consagró del todo a Unai Simón, el portero del Athletic. Es su primera campaña como guardián de la exigente portería bilbaína. Sucesor de Kepa y Herrerín, al que ha relegado a la suplencia, se ha adueñado de la titularidad. A los 22 años tiene una larga carrera en San Mamés a no ser que una oferta  le invite a marcharse dada la carestía de porteros fiables.