19 sep 2020

Ir a contenido

Terrible accidente

El Flamengo tendrá que indemnizar a las familias víctimas del incendio en sus instalaciones

La justicia brasileña ordenó al club pagarle una pensión a los familiares de los diez jóvenes futbolistas que murieron en una de sus sedes en febrero pasado a causa del fuego

El Periódico

El feretro del joven arquero Christian Esmerio, quien perdió la vida en el incendio en una de las sedes del club Flamengo.  EFE  Marcelo Sayao

El feretro del joven arquero Christian Esmerio, quien perdió la vida en el incendio en una de las sedes del club Flamengo.  EFE  Marcelo Sayao / EFE

Un juez de Río de Janeiro condenó al Flamengo, el club más popular de Brasil y que este año conquistó la Copa Libertadores y el Campeonato Brasileño, a pagarle una pensión a las familias de los diez jóvenes futbolistas que murieron en un incendio en una de sus sedes en febrero pasado.

Según la sentencia del juez Arthur Eduardo Magalhaes Ferreira, titular del primer juzgado civil de Barra de Tijuca, distrito en la zona oeste de Río de Janeiro, el club tendrá que pagar provisionalmente una pensión mensual equivalente a 10.000 reales (unos 2.380,9 dólares) a cada una de las diez familias.

Garantizar el bienestar de las familias

La decisión tiene carácter cautelar y busca garantizarle el sustento a las familias hasta que la Justicia se pronuncie en forma definitiva sobre la indemnización que el Flamengo tendrá que pagar por las muertes. La sentencia también determina que el club pague retroactivamente las pensiones de los diez meses transcurridos desde el incendio.

"La decisión es muy importante porque le garantiza a las familias de los jóvenes muertos un valor provisional para mantenerse financieramente hasta que el club pague las correspondientes indemnizaciones definitivas", afirmó en un comunicado la Defensoría Pública de Río de Janeiro, autora del recurso en que se solicitó la pensión.

La decisión también obliga al club de Río de Janeiro a incluir en su nómina de salarios a otros tres futbolistas que resultaron heridos en el incendio y que no han podido regresar a los entrenamientos.

Multas si hay desacato

De acuerdo con la Defensoría, en caso de que no acate la decisión, Flamengo tendrá que pagarle una multa diaria de 1.000 reales (unos 238 dólares) a cada uno de los beneficiarios.

"En cuanto más son alardeadas las finanzas del acusado, más es su capacidad de responder, sin sobresaltos, con la reparación de los daños causados a las familias de las víctimas", afirmó el juez en su sentencia el hacer referencias a las ganancias obtenidas por el club con los dos importantes títulos logrados este año y con los sucesivos récords de taquilla en sus partidos en el legendario Maracaná.

El juez explicó que determinó el pago de la pensión debido a que el Flamengo se abstuvo de cumplir "de forma espontánea, parcial o provisional" sus responsabilidades de auxilio a las familias de las víctimas.

El terrible accidente

El fatal incendio ocurrió el 8 de febrero pasado en los dormitorios de los jugadores de las divisiones juveniles del Flamengo en el llamado Ninho do Urubu (Nido del Buitre), como es conocido el complejo de entrenamiento del conjunto carioca en Barra de Tijuca.

Tal dormitorio, un conjunto de contenedores adaptado como habitación, funcionaba pese a diferentes irregularidades y multas impuestas por la Alcaldía. En el incendio murieron diez adolescentes, incluyendo algunos que eran considerados como grandes promesas del fútbol brasileño.

Temas Brasil