Ir a contenido

ESPAÑA -RUMANÍA (20.45 H)

Robert Moreno capea el ruido de su continuidad al frente de La Roja

El seleccionador español dice estar seguro "10 sobre 10" de que dirigirá a España en la Eurocopa

"No necesito sentarme con Rubiales o Molina porque siempre me han dicho las cosas a la cara", zanja

José María Expósito

Roberto Moreno dirige en el Wanda el entrenamiento previo al partido contra Rumanía.

Roberto Moreno dirige en el Wanda el entrenamiento previo al partido contra Rumanía. / GABRIEL BOUYS (AFP)

Clasificada ya para la fase final de la Eurocopa, España se juega este lunes (20.45 horas. La 1)  en el Wanda Metropolitano partir como cabeza de serie en el sorteo de grupos que tendrá lugar el próximo 30 de noviembre en Bucarest. Sin embargo, las inesperadas y sorprendentes dudas que se han generado desde la goleada a Malta acerca de la continuidad de Robert Moreno en el banquillo de La Roja y su presencia en la Eurocopa, no disipadas por Luis Rubiales, presidente de la Federación Española (RFEF), han dejado lo estrictamente deportivo en un segundo plano.

"Creo que mis opciones de seguir son 10 sobre 10", dijo este domingo el seleccionador, que asegura no estar molesto con la situación. "En la vida y en una profesión como esta es normal que se pueda cuestionar tu continuiad, porque es un puesto en el que muchos quieren estar", reflexionó.

Valverde, Marcelino, Luis Enrique...

Moreno venía esquivando desde hacía días la cuestión de su renovación, que hasta ahora se producía de manera automática: cuando un seleccionador lograba la clasificación para un gran torneo, su contrato quedaba prorrogado no solo para esa cita, sino para el siguiente ciclo de dos años. El 'caso Lopetegui' y la triste y abrupta renuncia de Luis Enrique acabaron con esa costumbre, pero el técnico catalán se quedó sin palabras cuando, tras endosar siete goles a Malta, en la zona mixta se le cuestionó sobre su posible relevo antes de la Eurocopa, exponiendo las supuestas candidaturas de Ernesto Valverde Marcelino García Toral. Que Rubiales esquivara el tema y se limitara a decir que ese asunto está en manos de Jose Molina (director deportivo de la RFEF) no hizo sino avivar las especulaciones, que ya incluyen un hipotético regreso de Luis Enrique.

Moreno asegura que no echó en falta más rotundidad por parte del presidente. "No necesito sentarme con Rubiales ni hablar con Molina porque siempre me han dicho las cosas a la cara. Le doy mas valor a lo que me dicen en privado que a las respuestas del presidente en una zona mixta. Mal iríamos si ese tiene que ser nuestro canal de comunicación", opinó el seleccionador, que no dudó en poner un 10 a su labor. "Me lo dice mi madre cuando me ve por la tele y estoy totalmente de acuerdo con ella", llegó a bromear.

Los jugadores, "a muerte" con él

"Es un gran entrenador y estamos a muerte con él", sentenció Álvaro Morata, uno de los que parece indiscutible para el once de este último partido de clasificación (en la que ahora es su casa) y cuya racha goleadora le acerca a una Eurocopa en la que Moreno no duda en incluir a España entre las favoritas. "Creo que podemos ganarle a cualquiera, pero también perder con cualquiera. Es importante ser humildes y percibo que no lo somos. Por eso cuando perdemos con selecciones como Suecia o Noruega el tortazo es aún más grande y genera más desilusión", afeó.