20 feb 2020

Ir a contenido

SEGUNDA A

Pep Lluis Martí se estrena en el banquillo del Girona ante el Extremadura

"Quiero un Girona valiente, agresivo y ambicioso", afirma el nuevo técnico de los rojiblancos

Jordi Danés

Josep Lluís Martí, durante su etapa como entrenador del Deportivo la pasada temporada.

Josep Lluís Martí, durante su etapa como entrenador del Deportivo la pasada temporada. / CABALAR (EFE)

Pep Lluís Martí, el tercer técnico del curso, debutará este mediodía (12.00 horas) en el Francisco de la Hera de Almendralejo, un escenario también nuevo para el Girona, que llega al duelo muy necesitado pese a que hoy se cumple solo el primer tercio de competición y queda todavía mucha tela por cortar. En su primera convocatoria, Martí únicamente descartó a Coris, aunque tendrá que prescindir antes del partido de un segundo jugador ya que se llevó a diecinueve futbolistas. Por causa de fuerza mayor no viajaron los lesionados Ignasi Miquel, Aday, Juanpe Jozabed.

Las primeras grandes incógnitas por resolver en la nueva etapa de Martí serán el once y el sistema. “Los jugadores me lo han puesto difícil esta semana, ya que todos me han transmitido ganas de jugar. El dibujo, si lo analizamos desde el punto de vista táctico, tal vez nos equivoquemos. Sé lo que quiero del equipo, independientemente del sistema. Y quiero un Girona valiente, agresivo y ambicioso”.

Curiosamente, el duelo de hoy enfrentará a uno de los peores equipos en casa (el Extremadura solamente ha ganado un partido ante su afición) y a uno de los peores en campo contrario (el Girona acumula cinco derrotas en seis salidas). Para los locales, en descenso, el duelo es de tanta trascendencia como para los visitantes, que ya tienen al líder, 17 puntos por encima. “Ni ellos estan en primera [refiriéndose al Cadiz] ni nosotros, descartados. Pero hoy solo me preocupa mi equipo y el rival.

Más overbooking

El Extremadura, aunque las estadísticas puedan desmentirlo, es un equipo muy intenso y peligroso en su casa. Juega a un ritmo muy alto y sus centros laterales son un peligro”, expuso Pep Lluís Martí, que quiere que sus jugadores sean capaces de leer cada situación de partido: “Hay muchos cambios en 90 minutos. Y nos hemos de adaptar a todos. Son las pautas que he de dar a mis futbolistas para que sepan lo que hay que hacer en cada momento”.

Aunque la alineación es una incógnita, las tres bajas en defensa dejan al Girona prácticamente con lo puesto atrás. La duda es saber si Pep Martí decide jugar con dos puntas (Stuani y Soriano o Gual) y también cual será su primera elección en la zona del campo (la media punta) donde más overbooking hay en la plantilla. Y quien ejercerá también las funciones de pivote, un perfil que inexplicablemente el Girona no tiene y que no podrá corregir hasta que el mercado se abra en enero.
 

Temas Girona FC