SEGUNDA A

El Girona recibe al Las Palmas con la máxima presión

Unzué cree que hay motivos "para ser positivos" pese al titubeante arranque de temporada

Christian Stuani durante un entrenamiento. 

Christian Stuani durante un entrenamiento.  / Jordi Cotrina

Se lee en minutos

Jordi Danés

Tras el 0 de 6 en tierras andaluzas (Cadiz y Almería) y unas sensaciones tan malas como los resultados, el Girona tiene presión extra en Montilivi ante Las Palmas (domingo, 16 horas). Unzué no podrá contar con Borja García (lesionado) ni con Juanpe (sancionado), pero recuperará al buque insignia del equipo, Cristhian Stuani, que ya cumplió el partido de sanción.

El técnico ve el vaso lleno, pese a que su equipo ha dejado escapar más puntos (11) que los que ha sumado (7), todos en casa. “Tenemos motivos para ser positivos. El margen de mejora es evidente que existe, pero en casa llevamos 7 de 9 ante tres buenos rivales (Sporting, Málaga y Rayo Vallecano) y en partidos muy exigentes”, apuntó el técnico.

El estado anímico

“Hoy también tenemos un rival en un buen estado anímico tras haber ganado su último partido, aunque Las Palmas es mucho más que eso. Combinan la experiencia de futbolistas como Lemos, Mantovani, Vieira… con jóvenes futbolistas de la escuela canaria que son rápidos, desequilibrantes y atrevidos. No espero un partido fácil, pero sí que estoy convencido que la gente estará a nuestro lado y que el equipo dará el primer paso. Ellos han tenido dos dias menos de descanso y necesitamos imprimir mucho ritmo al partido”, añadió.

Te puede interesar

Unzué reconoció que al equipo le ha faltado “determinación” en las dos áreas. “Hemos de mejorar este aspecto, porque las estadísticas dicen que estamos entre los cinco equipos que más chutan a portería y que nuestro portero es el que menos tiene que actuar”, apuntó Unzué. Con el mayor presupuesto de segunda y la obligación de subir, el técnico no teme por su futuro. “Sé que los entrenadores dependemos de los resultados, pero también tengo claro que el club y la dirección confiarán en mi y en los jugadores. Lo único que ahora me quita el sueño no es lo que pueda pasar conmigo, sinó trabajar para inentar mejorar el rendimiento del equipo”.