Ayuda para la hipoteca

Niño Becerra se acuerda de la crisis de 2008 en su ultimo tuit y lanza este aviso

El catedrático ha expresado su opinión sobre el coste de las nuevas medidas para ayudar a los hipotecados

Niño Becerra se acuerda de la crisis de 2008 en su ultimo tuit y lanza este aviso
2
Se lee en minutos
El Periódico

El pasado lunes 22 de noviembre, Santiago Niño Becerra no dudó en expresar su opinión en Twitter ante la noticia del "acuerdo al que ha llegado El Gobierno y la banca para ayudar a más de un millón de hogares en el pago de la hipoteca". “El coste de estas medidas, ¿Quiénes las van a sostener y cómo se van a financiar?, comentó el economista.  

Según el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, el conjunto de medidas se centrará principalmente en mejorar el tratamiento de las familias vulnerables, en abrir un nuevo marco de actuación temporal para familias en riesgo de vulnerabilidad por la subida de tipos y en adoptar mejoras para facilitar la amortización anticipada de los créditos y la conversión de hipotecas a tipo fijo. 

Crisis económica 2008

Santiago Niño Becerra, considerado como uno de los economistas más reconocidos de España, ya predijo en 2008 la verdadera crisis financiera que se avecinaba para el pueblo español, la cual era imposible de evitar. En su momento, el catedrático aseguró que en los próximos años la economía mundial iría en declive y que los esfuerzos en aplicar medidas para evitar la catástrofe económica iban a ser en vano.

Según Niño, todo empezó en septiembre de 2007 con la problemática de las ‘subprime’ y  en 2008 afirmó que la crisis sistemática empezaría seriamente en 2010 y sería comparable con el ‘crack del 29’.

El economista consideraba que el funcionamiento del sistema de ese momento debía cambiarse porque las herramientas utilizadas para entonces, como el hipercrédito o el hiperconsumismo, ya no servían para disminuir las consecuencias de inyectar dinero en forma de crédito.  

Noticias relacionadas

Por otra parte, Niño predijo que en el período de los años 2010-2012 se produciría una caída descomunal de la economía que perjudicaría a grandes potencias como España, Estados Unidos, Alemania o China. También añadió que habría un período de estancamiento hasta 2015 y, que a partir de este nuevo período, la economía empezaría a recuperarse muy poco a poco hasta el período de 2018-2020.

El catedrático no culpó a los bancos ni a las inmobiliarias, sino más bien a las medidas tomadas que condujeron a la crisis, aunque estas permitieron el gran crecimiento que experimentó España. También recalcó lo inútil que resultaba utilizar dinero público para salvar a las empresas, ya que solo servía para tapar un agujero que al cabo de poco tiempo se volvía a abrir.