20 oct 2020

Ir a contenido

NUEVA VERSIÓN 2.0

Cola Cao jubila a su negrito

El músico y director musical de 'OT' Manu Guix ha dotado a la famosoa canción de los valores de inclusión e igualdad de género

Inés Álvarez

Manu Guix, en el centro, con Xavi Pons y Marta Vernet, a su derecha, rodeados del coro infantil y juvenil Xamfrà, con su directora, Ester Bona, a la izquierda.

Manu Guix, en el centro, con Xavi Pons y Marta Vernet, a su derecha, rodeados del coro infantil y juvenil Xamfrà, con su directora, Ester Bona, a la izquierda. / LAURA GUERRERO

Desde los años 50, tres generaciones han tarareado aquello de "Yo soy aquel negrito/ del África Tropical/ que cultivando cantaba/ la canción del Cola Cao", entrañable jingle con el que la marca publicitaba su cacao en polvo, primero en la radio, y luego en el cine y la televisión. Todo un éxito. Pero, ahora, cuando la firma cumple su 75º aniversario, ha decidido jubilar al simpático africano. Los tiempos son otros y la canción ya no es políticamente correcta: la protagoniza un "negrito", término que actualmente suena peyorativo, y cita entre sus consumidores a nadadores y boxeadores, sin tener en cuenta a las mujeres deportistas.

Con lo que Idilia Foods, la compañía fabricante, decidió renovar la canción para atajar esa disonancia. Y puso el reto en manos de un solvente músico, Manu Guix, compositor, cantante, pianista y director, que ha aceptado con "respeto e ilusión" dotarla de valores de inclusión e igualdad de género.  Así, en la nueva canción , el Cola Cao "lo toman futbolistas y nadadoras/ grandes artistas y supercampeonas". Y el "negrito" da paso al "grumito", un elemento muy característico de este cacao en polvo. "Tómate un grumito de felicidad", "prepárate un tazón de grumitos y de ilusión" dice la canción.

La canción del Cola Cao de los años 50.

La canción del Cola Cao de los años 50

"Yo soy aquel negrito, / del África Tropical/ que cultivando cantaba/ la canción del Cola Cao. / Y como verán ustedes, / les voy a relatar/ las múltiples cualidades/ de este producto sin par. / Es el Cola Cao desayuno y merienda./ Es el Cola Cao/ desayuno y merienda ideal/. Lo toma el futbolista/ para entrar goles,/ también lo toman los buenos nadadores/ si lo toma el ciclista/ es el amo de la pista/ y si es el boxeador/ golpea que es un primor."

Este jueves, la marca presentó, en el Casino L'Aliança del Poblenou, la nueva letra, que interpretó el coro infantil Xamfrà (centro que hace uso de la música y las artes escénicas para la inclusión y cohesión social) y que luego cantaron al únisono los presentes. La canción del 2020 empieza aclarando que esta será su única innovación: "Hay cosas que nunca cambian/ que siempre serán igual/ con leche cada mañana/ y con cacao natural". Por si acaso. Y es que "la receta permanece invariable", como recordó Xavi Pons, consejero delegado de Idilia Foods, y sigue siendo secreta, aunque en este 75º aniversario se ha desvelado el origen de los grumitos. "Por estar elaborado con cacao natural que no se deshace", indicó Marta Vernet, la directora de Márketing.

La canción del Cola Cao del 2020.

La canción del Cola Cao del 2020

"Hay cosas que nunca cambian/ que siempre serán igual/ con leche cada mañana/ y con cacao natural. / No hay nada que mole tanto/ y nada sabe mejor/ prepáralo como quieras/ como el tuyo no hay dos. / Es el Cola Cao, desayuno y merienda. / Es el Cola Cao, tómate un grumito de felicidad, Cola Cao./ Lo toman los futbolistas y nadadoras/ grandes artistas y supercampeonas./ Después de una carrera/, cada cual a su manera,/ prepárate un buen tazón/ de grumitos y de ilusión./ Es el Cola Cao, tómate un grumito de felicidad."

Algo icónico y sagrado

La primera vez que se escuchó la canción del Cola Cao fue en la radio de los años 50, cuando daba paso a una de las radionovelas más populares del momento: Matilde, Perico y Periquín, todo un hito radiofónico. Ya en 1962 se rodó un espot para el cine, en el que se combinaba imagen real y animación. Allí se le ponía cara al negrito tropical, y, más tarde, pasaría a la tele. De esta manera, la melodía se fue popularizando más e incorporándose al imaginario musical de los españoles.

Manu Guix, al piano, en el Casino L'Aliança del Poblenou / LAura Guerrro

Pero el icono se quedó anticuado, debía introducir otros valores. Y es así como el encargo le llegó a Guix, actual director musical de OT , con una solvente carrera como compositor. Él aceptó, aunque no era fácil: "Me impresionó, porque estamos hablando de adaptar algo que forma parte casi del ADN de mucha gente". Para el músico, esa canción forma parte de su infancia: "Mis abuelos me la cantaban y yo lo he hecho toda la vida. Y eso, claro, impone mucho respeto, porque no sabes cómo aceptará la gente que le cambies algo tan icónico y sagrado"

No obstante, enseguida creyó en el proyecto, porque introducía "unos valores dignos del siglo XXI". "Es muy importante que las nuevas generaciones crezcan con ese mensaje inclusivo en la canción". Aunque la música no ha variado: "Es un himno. Por lo que consideramos fundamental no cambiar ni una sola nota. Ni la armonía. No queríamos hacer una canción nueva, sino mantener la original, porque es un activo importantísimo con un impacto que pocos jingles han logrado en la historia".  "Ahora esperemos que la gente la haga suya", concluye. Y, de paso, al grumito de felicidad. 

Anuncio pulicitario de Cola Cao, con la imagen de un niño boxeador / (IDILIA FOOD)

Temas Publicidad