Ir a contenido

Visto en Twitter

La maniobra de un camarero que salvó la vida de un joven en un restaurante

El hombre se atragantó y estuvo durante un minuto sin aire hasta que el encargado reaccionó con la maniobra de Heimlich

Salvó su vida y compartió el vídeo en las redes sociales para dar ejemplo de una técnica que puede salvar vidas

María Aragón

La maniobra de un camarero que salvó la vida de un joven en un restaurante

Saber actuar en casos de emergencia es importante, un minuto de reacción puede ser vital para una persona, y en una situación de atragantamiento puede ser cuestión de segundos.

Por eso, y como elemento educativo, el periodista Quim Doménech publicó un mensaje en Twitter acompañado de un vídeo en el que un camarero salvava la vida de un joven en su restaurante. "Importante actuar con rapidez". 

En el vídeo se ve cómo una pareja se encuentra cenando en un restaurante, la taberna de Chania en la isla de Creta (Grecia). En un momento de la conversación, el joven se queda quieto mirando hacia el suelo. Acaba de atragantarse con la comida y mientras ella mira con preocupación, él empieza a moverse tratando de que el momento de angustia pase. 

Pero con el paso de los segundos él mismo se da cuenta de que no es un incidente momentáneo, sino que sus vías respiratorias han quedado atascadas. Es entonces cuando la joven y las personas que están alrededor comienzan a preocuparse, pero ninguna de ellas sabe cómo actuar. La parálisis es la reacción de la mayoría de los presentes, hasta que una de las camareras pide ayuda al encargado.

Vasilis Patelakis no dudó en actuar y acudió al rescate del hombre realizando la maniobra de Heimlich. Aunque el vídeo se ha viralizado ahora en Twitter, fue publicado por él mismo hace unas semanas en la cuenta de Facebook del restaurante, mostrando las cámaras de seguridad para que la gente pueda ver cómo reaccionar ante una situación extrema similar. 

Su acción le llevó a ser un héroe para el joven, mientras él pretende que sirva como ejemplo a seguir. La maniobra de Heimlich es simple y puede salvar vidas. Consiste en abrazar por la espalda a la otra persona (si es adulta) y presionar con el puño con el pulgar sobre el abdomen, por encima del ombligo, y dar varios golpes en la espalda.

Los diferentes servicios de emergencia insisten constantemente en la necesidad de conocer la técnica para ayudar a quienes sufran un atragantamiento en nuestro entorno.

 Sobretodo porque este tipo de escenas se producen constantemente.