Ir a contenido

Visto en Twitter

Renfe aparta a un vigilante de la estación de Sants tras la denuncia de un episodio racista

Lo ha solicitado a la empresa de seguridad Ombuds y ha abierto un expediente al trabajador

A través de un vídeo publicado en redes sociales, Es Racismo manifiesta la conducta "chulesca y violenta" contra este viajero

María Aragón

Renfe aparta a un vigilante de la estación de Sants tras la denuncia de un episodio racista

Es Racismo, plataforma de denuncia y visibilización del racismo, ha manifestado en Twitter su preocupación ante el último episodio vivido por un pasajero en el transporte público.

En la Estación de Sants (Barcelona), el vigilante solo pidió identificación a una persona negra en una actitud "chulesca y violenta", un pasajero al que se enfrentó durante varios minutos hasta citarse en el exterior del edificio. 

Horas después de su publicación y según informa Europa Press, Renfe ha solicitado a la empresa de seguridad Ombuds apartar de su servicio al vigilante, al que se le ha abierto un expediente informativo. 

En el vídeo se ve cómo el vigilante se dirige al pasajero con malas formas. Mientras anda, él le persigue repitiéndole que le dé la documentación. Aunque en primer lugar dice "caballero, documentación" con un tono elevado, acto seguido reitera con lo que Es Racismo considera actitud chulesca: "¡Tú, documentación!"

El pasajero, cansado de estas formas, le reprocha la actitud: "No me toques más". El vigilante pregunta: "¿Qué me vas a hacer?" Y le anima a irse fuera. "Vamos fuera, vamos fuera", dice en un tono que invita a pensar en una pelea en el exterior del recinto.

La persona que graba el vídeo tras ellos no da crédito, y pregunta si es en serio que van fuera a pegarse. Una vez en el exterior, el pasajero se enciende y le dice al vigilante si no tiene cerebro.

Ahí se enzarzan y entre varios amagos de pegarse, uno no para de repetir que no le toque y el otro no para de pedir la documentación con tono autoritario. Es entonces cuando aparece un Mosso. 

Para esta plataforma, no se trata de un hecho aislado sino de una manera de actuar. 

Aunque el vídeo se corta, el autor explica que todo acabó bien porque dejaron marchar. 

Pero advierten de la actitud final del Mosso, que automáticamente pone en cuestión su versión. "Ya había emitido su juicio".