Ir a contenido

En Granada

'Carne de vulva': la polémica obra que denuncia la explotación sexual y que ha sido censurada

Ciudadanos pidió su retirada de una exposición en el Ayuntamiento por herir sensibilidades

Los alumnos de Bellas Artes apoyan a su compañera: "Les ha salido mal, ahora está en toda la prensa del país"

María Aragón

'Carne de vulva': la polémica obra que denuncia la explotación sexual y que ha sido censurada

"Puede contener trazas de semen, uñas, o restos de parte de mujer". El mensaje era contundente y el objetivo claro: concienciar sobre la trata de mujeres en España. La explotación sexual era el tema principal de esta obra, 'Carne de vulva', que ha sido censurada por el Ayuntamiento de Granada (PSOE) a petición de Ciudadanos.

Una alumna de Bellas Artes de la Universidad de Granada es la autora de esta polémica obra que estaba en la exposición 'A la calle' del patio del Ayuntamiento en un envase de plástico, como acostumbramos a ver la carne en los supermercados. 

En un folleto donde explicaba su intención, aportaba datos sobre cómo la trata de personas con fines de explotación sexual es el "negocio criminal con mayor crecimiento de todos" y donde las mujeres y niñas son las grandes víctimas. "Nada de esto sería posible sin la otra cara del negocio: los clientes". 

Apenas unas horas después, el Ayuntamiento a través de la concejal de Cultura María de Leyva informaba de su retirada tras una queja de Ciudadanos, siendo trasladada a otra localización ajena al consistorio. "El Ayuntamiento es la casa de todos", decía el portavoz de la formación naranja Manuel Olivares.

"Había piezas peligrosas y creemos que debe haber un control de qué piezas se exponen o no. Esta pieza hería la sensibilidad y no es propio exhibir una obra así en un lugar donde entra todo el mundo, niños incluidos".  La comisaria de la exposición, Elizaberta López, decía entender que alguien pudiera sentirse molesto "por desconocimiento o falta de costumbre".

Apoyo de sus compañeros

Los compañeros de la autora ya se han puesto de su lado manifestando el apoyo a través de las redes sociales. La cuenta de la delegación de Bellas Artes retuiteaba a la Concejala de Derechos Sociales, que hablaba de que lo que debía molestar era la trata, no esta obra.

En un comunicado titulado 'Algunos pretenden ser liberales', la Delegación de Estudiantes de Bellas Artes manifestaba su "desaprobación y enfado" con la retirada de la obra de Inma Ferrero, la autora. "Queremos darle todo nuestro apoyo, aquí nos tiene para lo que necesite", hablando además de lo "vulnerada" que está su libertad de expresión.

Por último, adjuntaban el artículo 20 de la Constitución que reconoce y protege los derechos a expresar libremente pensamientos, ideas y opiniones. "Les ha salido mal, ahora la obra aparece en la prensa de todo el país".