Ir a contenido

En Youtube

Episodio racista en una guagua de Gran Canaria: "Terrorista, ¿dónde tienes la bomba?"

Una mujer reprocha a una joven que lleve burka y le pregunta dónde tiene la bomba

Ella responde que nació en España: "Ojalá te pongan una bomba en el culo"

María Aragón

Episodio racista en una guagua de Gran Canaria: "Terrorista, ¿dónde tienes la bomba?"

Pixabay

Nuevo incidente racista en España. Si en las últimas semanas una mujer evitó que una niña se sentase en el Metro de Madrid por ser inmigrante, y un hombre se negó a compartir espacio con una mujer negra en un avión, ahora ha sido en una guagua de Gran Canaria donde se ha vivido un lamentable episodio.

En el vídeo, que se ha viralizado en las redes sociales, se ve cómo una mujer de mediana edad se gira para reprochar a una joven su presencia. "Eso es un burka", le dice, a lo que la joven responde: "Que te jodan, ridícula. Racista". 

A partir de ahí, el cruce de acusaciones va creciendo y entran en una batalla dialéctica donde la señora le reitera que no está en su país y la joven responde que nació en Canarias.

— Tú eres una mora. Cállate. 

— Mora y con orgullo. A mí no me mandas a callar.

— Este no es tu país.

— ¿Perdona? Yo nací aquí y este es mi país. Soy canaria más que tú. ¡Que te calles!

— En Canarias no se lleva el burka.

— Aquí y en todo el mundo se lleva. Esta es mi religión y la respetas. Te lo meto por el culo. Racista, vieja, asquerosa. Muérete, vete a la mierda. Este es mi país, nací aquí.

— Que te calles. 

— Este es mi país. Eres una desgraciada.

— Desgraciada eres tú y sin argumentos.

— Vete a conquistar a tu madre.

— No me menciones a mi madre porque te doy.

— ¡Quítate eso!

— ¡No me voy a quitar nada!

Mientras un bebé llora y la gente del bus está asombrada con la escena que viven, ellas elevan la gravedad de las ocasiones. 

— ¡Terrorista!

— Ojalá te pongan una bomba en el culo y te calles. 

— ¿Dónde tienes la bomba? 

— ¿Qué argumento tienes? ¡Que te calles, racista!

El incidente tiene lugar apenas unos días después de otro episodio racista vivido en un vuelo de Ryanair entre Barcelona y Londres, donde un hombre se negó a compartir espacio con una mujer negra. El usuario llamaba "bastarda, gorda y fea" a la mujer que tenía sentada a su lado. 

En verano, el Metro de Madrid vivía una escena similar. Una señora, que había evitado que una niña se sentara a su lado por "inmigrante", protagonizaba un altercado en el que varios usuarios del transporte madrileño tuvieron que intervenir.