Ir a contenido

Quiso dejar propina

Expulsado de por vida de un buffet libre tras comerse más de 100 platos

El triatleta Jaroslav Bobrowski pagó 15,90 euros por comer lo que suelen ingerir cinco personas

María Aragón

Expulsado de por vida de un buffet libre tras comerse más de 100 platos

Podía comer todo lo que quisiera. Así lo rezaba el cartel del restaurante Running Sushi en Landshut (Baviera). Se lo tomó literal, y ya sabemos lo que pasa cuando te emocionas con la comida en un buffet libre. Un plato, otro plato, otro plato... y te plantas con 100 platos por solo 15,90 euros. 

Cualquier estómago no es apto para estos atracones, pero el triatleta alemán Jaroslav Bobrowski parece tener hueco para mucho más de lo que puedas pensar. Con 30 años y competidor de las famosas carreras Ironman, no se cortó un pelo. 

Lo que parecía gracioso a los ojos de los comedores 'normales', fue todo un drama para el propio restaurante. 100 platos por menos de 16 euros bien podría arruinar un negocio, así que la reacción ha sido clara: prohibida su entrada de por vida. Nada de decirle "por favor, come algo menos" o "es buffet libre pero no tan libre". Cortaron por lo sano (literal).

Cada plato tenía dos o tres piezas de sushi, por lo que se calcula que con sus 100 platos comió lo que habitualmente se llevan al estómago cinco personas. El restaurante asegura que creó un problema, porque la gente preguntaba por el sushi que había sido arrasado por el atleta. 

Bobrowski ha tenido que dar la cara en el periódico alemán Bild. "Cuando fui a pagar quise dejar una propina, pero el camarero no quería aceptarla". Y asegura que sigue una férrea dieta en la que no come nada durante 20 horas y después se hincha a comer hasta que está lleno. 

"Me han impedido la entrada de por vida porque como mucho. Estoy aturdido", lamenta, pero nadie le va a parar y ya ha encontrado otro lugar donde comer.