'DOODLE' DE GOOGLE A UNA MUJER MUY INFLUYENTE

Amy Johnson, la misteriosa muerte de la pionera de la aviación

Nació hace 114 años y falleció en una misión militar durante la segunda guerra mundial

Fue la primera piloto que voló sola desde Inglaterra a Australia

Amy Johnson, pionera de la aviación y piloto durante la segunda guerra mundial.

Amy Johnson, pionera de la aviación y piloto durante la segunda guerra mundial. / WIKIPEDIA

Se lee en minutos

Amy Johnson (Kingston upon Hull,1903 – Londres,1941), comandante de la Orden del Imperio Británico, fue una pionera británica de la aviación que murió de manera misteriosa durante una misión en la segunda guerra mundial.

Licenciada en Arte y Economía por la Universidad de Sheffield, trabajó en Londres como secretaria y se inició en la aviación por afición, obteniendo su licencia de piloto a finales de 1929. Ese mismo año fue la primera mujer británica en obtener el título de técnico en mantenimiento de aeronaves.

COMANDANTE DEL IMPERIO BRITÁNICO

En 1930, fue la primera mujer que voló sola desde Inglaterra hasta Australia, en un vuelo de 17.600 kilómetros a bordo de un De Havilland Gipsy Moth que hoy en día se encuentra en el Museo de la Ciencia de Londres. Por esta hazaña recibió el Trofeo Harmon, así como la Orden del Imperio Británico en su grado de comandante. Google le dedica hoy un doodle con motivo del 114 aniversario de su nacimiento. Fue una de las mujeres más influyentes e inspiradoras del siglo XX. Para su viaje a Australia, Amy salió del aeropuerto de Croydon el 5 de mayo de 1930 sin ninguna conexión de radio.

LA 'CHICA LINDBERG'

Sus mapas eran básicos y, en algunos tramos de la ruta, volaba tierra inexplorada. Había trazado la ruta más directa, simplemente colocando una regla en el mapa, por lo que tuvo que volar la cabina abierta durante al menos ocho horas cada día hasta llegar al punto donde le esperaba el combustible. A pesar de un aterrizaje forzoso por una tormenta de arena en el desierto de Irak llegó a la India en seis días y la prensa mundial de repente comenzó a prestarle atención y se convirtió en la ‘chica Lindberg británica’.

Amy aterrizó en Australia el sábado 24 de mayo y recibida por una multitud. Las semanas posteriores se convirtió en una estrella mundial. En 1932 se casó con el piloto escocés Jim Mollison y continuó su periplo aéreo estableciendo un récord de vuelo solitario entre Londres y Ciudad del Cabo y atravesando el Atlántico junto a su marido. Amy se dedicó también a los negocios, al periodismo y a la moda. En 1940, se unió al transporte de aire auxiliar, una organización creada para transportar aviones en todo el país para la RAF.

PARACAÍDAS EN EL AGUA

El domingo 5 de de enero de 1941 salió de Blackpool con la orden de entregar un avión en Kidlington, cerca de Oxford. Su aparato cayó en el estuario del Támesis y su cuerpo jamás fue encontrado. Unos marineros vieron al avión y observaron un paracaídas en el agua y dos cuerpos. Solo el de un oficial fue recuperado, aunque murió a causa de las heridas provocadas por la caída.

Noticias relacionadas

Partes del avión y algunas de sus posesiones, incluyendo una bolsa de viaje, un talonario de cheques y su cuaderno de bitácora, posteriormente arrastrados hasta la orilla. La especulación sobre lo que pasó exactamente esa tarde y por qué estaba tan lejos de su camino han oscilado entre los rumores de que estaba en una misión secreta hasta la teoría de que se perdió y simplemente se quedó sin combustible. Un misterio que sigue flotando sobre su desaparición.