Ir a contenido

NUEVO MOMENTO EMOTIVO

Bigote Arrocet llora, otra vez

El exconcursante de 'Supervivientes' se derrumba en el plató al recordar cómo conoció la isquemia de Maria Teresa Campos

Bigote Arrocet llorando en el plató de Supervivientes

Bigote Arrocet llorando en el plató de Supervivientes / Superviviente (twitter)

Desde su estancia en 'Supervivientes', Bigote Arrocet esta muy sensible. Y el pasado domingo, 25 de junio, volvió a demostrar lo fácil que le saltan las lágrimas cuando recordaba en el plató del 'reality' cómo supo que su querida Maria Teresa Campos había sufrido una isquemia.

Sandra Barneda, presentadora del debate del programa de Tele 5, abrió la entrevista con el humorista argentino pregúntandole tras su regreso de la isla hondureña, cómo había vivido sus primeros instantes al lado de su actual pareja, una vez supo de su enfermedad. "Cuando me cuenta lo que había pasado no me lo podía creer", confesaba el ya exconcursante.

Tras 56 días sufriendo,y llorando, en 'Supervivientes', el humorista argentino fue expulsado y ha reemprendido su vida junto a María Teresa Campos. Fue en ese momento cuando la periodista le confesó la isquemia que había padecido. "Cuando me cuenta lo que había pasado no me lo podía creer. Me fui al baño, me tomé un 'Lexatín' y me hice el valiente", explicaba Bigote. 

De la angustia inicial con que Edmundo relataba el suceso, pasó inmediatamente a la tristeza al recordar la gravedad de la situación. "Ella es tan noble que me dejó dormir y cuando me lo dijo, yo me quería morir", contaba entre lágrimas, entristecido por no haber sabido de la afección de su pareja durante su encierro. 

Arrocet destacó el amor que ambos se profesan. Un amor que llevó a María Teresa a no querer comunicarle su dolencia cuando participaba en 'Supervivientes', por temor a que abandonara el programa. "Yo no me lo podía creer. Ella me quiere mucho y yo a ella también, y como sabía que me gustaba mucho 'Supervivientes', cuando alguien quiere a alguien prima hacerle feliz y ella me quiso hacer feliz", relataba derrumbándose. 

El triste humorista argentino hizo especial énfasis en señalar que, si hubiera tenido constancia del dolencia de su pareja, "hubiera vuelto inmediatamente".