Ir a contenido

"Tengo patas de gallo, ¿y qué?", la última campaña de Campofrío

La empresa recurre al humor para denunciar el estrés que sufren el 66% de las mujeres españolas

Carmen Maura, Rossy de Palma y María Barranco aparecen en el anuncio

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Carmen Maura, Rossy de Palma y María Barranco, en el anuncio Deliciosa calma de Campofrío.

El nuevo anuncio de Pavofrío (Campofrío) ha puesto su objetivo en la denuncia del estrés que aseguran sufrir el 66% de las mujeres. El espot de la empresa de alimentación recrea con humor y ácida crítica social el menú de un local imaginario, el Dulce Calma, "el primer restaurante -se asegura en el anuncio- que elabora recetas libres de estrés". 

Las comensales del restaurante solicitan, por ejemplo, platos tan ingeniosos como: "No he ido al gimnasio porque no me ha dado la gana", "Tengo patas de gallo, ¿y qué?" y "Hoy no he ido a recoger a los niños con loncha de pavo. Ya lo hará su padre, que para eso está". Otras clientas expresan sus intolerancias, como la "alergia a la presión social". 

El anuncio, cuya creatividad ha corrido a cargo de la agencia McCann, cuenta como estrellas con las 'chicas Almodóvar' por excelencia: Carmen Maura, Rossy de Palma y María Barranco. Maura alude a una de las películas del director manchego al pedir su plato: "Estamos al borde del ataque de risa... con reducción de nervios"