21 oct 2020

Ir a contenido

CLASES POSCOVID-19

El IES Joanot Martorell de Esplugues reabre con controles de temperatura, mascarillas y el 10% de sus alumnos

Los 40 estudiantes de segundo de bachillerato que han vuelto estaban "ilusionados" pero a la vez "preocupados" por las PAU, dice la directora, Laura Roig

Este martes se incorporarán los alumnos de 4º de ESO y la idea es que se vayan retomando en los próximos días algunas clases y tutorías presenciales

El Periódico

Un profesor habla con varios alumnos de bachillerato

Un profesor habla con varios alumnos de bachillerato / Norma Vidal (ACN)

Los estudiantes del IES Joanot Martorell de Esplugues de Llobregat (Baix Llobregat) se han encontrado con un instituto muy diferente del que dejaron atrás el marzo pasado cuando han vuelto a las clases este lunes. De momento, solo lo han hecho 40 de los 61 alumnos de 2º de Bachillerato, lo que representa solo un 10% de los jóvenes que estudian en el centro.

Para poder acceder al instituto, los estudiantes deben llevar puesta la mascarilla, someterse a controles de temperatura desinfectarse las manos con gel hidroalcohólico. En el aula, se han reencontrado con los compañeros, pero manteniendo las distancias y en grupos de diez personas.

La directora del centro, Laura Roig, asegura que, pese a que “las ganas de abrazarse estaban presentes”, todos han cumplido los protocolos. Además, añade que los estudiantes se han mostrado “ilusionados” por la vuelta pero han reconocido que están preocupados por las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), previstas del 7 al 10 de julio.

“Hemos dado prioridad a los alumnos que finalizan el ciclo; hoy han venido los de segundo de bachillerato y mañana vendrán los de cuarto de ESO”, comenta Roig. Además de las medidas tomadas por personal y alumnos, el centro también ha sido desinfectado previamente y se han colocado señales en la entrada, las mesas y las sillas.

El conserje del IES Joanot Martorell tomándole la temperatura a un alumno, este lunes / NORMA VIDAL (ACN)

Una situación "extraña" para los alumnos

Èric López, un estudiante de segundo de bachillerato, reconoce que la situación es “extraña” porque tanto él como sus compañeros están acostumbrados a mantener mucho contacto físico. “Siempre estamos uno encima de los otros y ahora tendremos que concienciarnos”, cuenta.

En el mismo sentido se expresa Jordan Moreira, otro de los alumnos, que sostiene que tenía muchas ganas de ver a sus compañeros. En lo referente a las medidas de seguridad, señala que la situación es “diferente” pero que se deben tomar precauciones para garantizar el bienestar de todos los jóvenes.

Ambos coinciden además en que seguir el curso a distancia ha sido “complicado”, y aunque apuntan que han echado de menos más explicaciones en algunas asignaturas demasiado teóricas, reconocen que muchos profesores han hecho un buen trabajo y han estado disponibles para ayudarlos con las dudas que tenían.

Preparación para las PAU

Durante estos meses, los alumnos que se preparan la selectividad han hecho clases y tutorías ‘on line’, pero la previsión es que a partir de ahora se puedan hacer algunas clases presenciales para que los jóvenes lleguen preparados a las PAU: “Queremos recoger sus inquietudes y programas las sesiones que haga falta”, defiende la directora.

La previsión es que en los próximos días también acudan al centro los estudiantes de los otros cursos. “Queremos que todos tengan la oportunidad de venir”, explica la directora, que dice que se hará un seguimiento especial de aquellos que han sufrido situaciones complejas durante el confinamiento.

“Un 20% de nuestros alumnos se han encontrado en escenarios que no son los más adecuados”, reconoce. Este lunes se han reincorporado al trabajo 10 profesores. El resto de la plantilla irá volviendo poco a poco y se harán turnos para favorecer la conciliación. Además, los que forman parte de colectivos de riesgo no retomarán la actividad presencial hasta, como mínimo, el mes de setiembre.

Más noticias de Esplugues en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA