Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Vivimos en un mundo desigual e injusto"

Colas del hambre en la parroquia de Sant Isidre, en Barcelona.

Colas del hambre en la parroquia de Sant Isidre, en Barcelona.

Hemos sabido que unos funcionarios del Parlament están cobrando unos sueldos hipergenerosos sin trabajar. Aquí hay culpables por activa y por pasiva, los que reciben una nómina sin dar golpe y los que decidieron en su día autorizar esta indecencia. Además, ¿cómo van a recibir esta noticia los que sobreviven con salarios miserables, pensiones mínimas o los jóvenes que emigran al extranjero para tener emolumentos dignos?

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El cabreo ya es mayúsculo cuando nos enteramos de que un reducido club de multimillonarios - o billonarios - han doblado sus fortunas en estos tiempos difíciles de pandemia a costa de una mayoría ingente de personas pobres.

Sabemos que vivimos en un mundo desigual e injusto, pero, a veces, los 'inputs' que recibimos son brutales.

Participaciones de loslectores

Másdebates