14 ago 2020

Ir a contenido

"No son héroes. Son ladrones"

Enrique Martínez Marco

Dos jóvenes migrantes, entre ellos Yousef, duermen en la playa de Ocata (El Masnou).

Dos jóvenes migrantes, entre ellos Yousef, duermen en la playa de Ocata (El Masnou).

Quiero hacer una reflexión sobre el artículo que aparece publicado en  EL PERIÓDICO con el título "No estoy orgulloso de ser un ladrón, pero es lo único que tengo" y que firma Elisenda Colell. Puedo entender los problemas de estos chicos que, como Hakim, abandonan Marruecos siendo niños y entran ilegalmente en España, entrando escondidos en los bajos de un camión. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Hakim asegura que no se siente orgulloso de ser un ladrón y es posible que sea así, pero quiero trasladar el sentir de otra persona que, como mi mujer, el pasado día 10 de mayo fue asaltada por una persona seguramente en la misma situación que Hakim. Ese día, a las 8.30 de la mañana, cuando volvía a casa de su jornada de trabajo, se le acercó por la espalda y le dio un tirón al bolso. Como lo llevaba cruzado y no se lo podía llevar, le dio un fuerte empujón. La tiró al suelo para volver a tirar del bolso y llevárselo tras dejarla estirada en el suelo, en medio de la acera, con una fuerte contusión. Seguidamente, el propio asaltante, cruzó a la otra acera de la calle y oyendo los gritos de mi mujer pidiendo ayuda, levantó el bolso con la mano para presumir de su trofeo y, encima, se permitió el detalle de reírse de ella.

No son héroes. Son ladrones. Son personas que causan daño a otros, más allá del perjuicio económico de los bienes materiales que se puedan llevar, les causan lesiones en el cuello, como a mi mujer, y contusiones por todo el cuerpo de las que todavía sigue en tratamiento. Además, toman por víctimas generalmente a mujeres, por ser teóricamente más indefensas, pudiendo causarles, por el mismo motivo, daños emocionales y psicológicos graves, quedándoles en el recuerdo unos hechos que les producen miedos que, posteriormente, les afectarán el resto de su vida. Quisiera decirle a la periodista que cuando firme un artículo así, también se ponga en la piel de las víctimas.

Participaciones de loslectores

Másdebates