Contenido de usuario Este contenido ha sido redactado por un usuario de El Periódico y revisado, antes de publicarse, por la redacción de El Periódico.

"Los patos, como los aviones, vuelan"

La Ricarda, a la derecha, con la tercera pista del aeropuerto al fondo a la izquierda

La Ricarda, a la derecha, con la tercera pista del aeropuerto al fondo a la izquierda / Manu Mitru

Todos los sectores económicos de Catalunya y la propia Generalitat llevan décadas exigiendo convertir el aeropuerto de El Prat en un 'hub' internacional que genere miles de puestos de trabajo, poniendo a Barcelona en primera línea mundial. La cuestión en un 'hub' no es volar más, sino tener vuelos de calidad: líneas intercontinentales y vuelos de conexión. Esto pasa por tener unas pistas que posibiliten el aterrizaje de aviones de gran autonomía y múltiples operaciones simultáneas, y eso significa tener pistas paralelas largas e independientes.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

El 'president' Pere Aragonès ha tuiteado que no aceptará ninguna solución que implique la ampliación de la tercera pista afectando a la laguna de La Ricarda. Aquí es necesario salir de frases grandilocuentes y entrar el terreno de la concreción. Para ampliar la pista hay dos opciones, y solamente estas: 1) se prolonga hacia la citada laguna de La Ricarda y 2) se prolonga hacia las poblaciones de Gavà y Castelldefels con el ruido consiguiente.

Respecto a La Ricarda, hay un detalle que todo el mundo parece ignorar: los patos, como los aviones, vuelan. Si, como establece el plan, se crean lagunas nuevas en espacios renaturalizados en los alrededores del aeropuerto, los patos, que no son tontos, simplemente volarán a ellas. Porque si pueden cruzar medio mundo en sus migraciones anuales, también pueden desplazarse un kilómetro.

Aquí puedo aportar mi experiencia personal. Cuando yo tenía 17 años, estaba muy concienciado ecológicamente y me pasé el verano cubierto de barro hasta las cejas. Los alemanes habían construido un canal entre los ríos Rin, Main y Danubio. Tan eficientes ellos, decidieron poner segmentos del Main en un lecho de cemento para que el agua fluyese más rápido, así que nosotros cavamos charcas y lagunas cerca del río y las rellenábamos de agua. Los anfibios se mudaban a ellas sin dudarlo y los patos también. Así que, si los patos alemanes volaban, estoy seguro de que los catalanes también sabrán hacerlo.

Participaciones de loslectores

Másdebates