30 may 2020

Ir a contenido

Pagar por la televisión en los hospitales públicos

Andrés Hinarejos Montano

Un enfermo en silla de ruedas en un hospital. 

Un enfermo en silla de ruedas en un hospital. 

¿Legal o ilegal? He estado 17 días en el Hospital de la Vall d'Hebrón, en traumatología concretamente, y he recibido un trato cordial y amigable; incluso el Día de Reyes hicieron un pequeño regalo, un detalle, a cada ingresado.

Mi denuncia, o mi pregunta, es la siguiente: ¿Quién gestiona el negocio disparatado de la televisión en las habitaciones? Cuesta cuatro euros diarios. Si el aparato cuesta 100 euros, en un mes está cotizado; la usura por un servicio que tendría que ser gratuito me parece un abuso totalmente ilegal. El aburrimiento para alguien que está todo el día encamado hace que el tiempo sea eterno y, si encima no tiene visitas ni dinero para activar la televisión, es muy duro.

La televisión ha de ser gratuita en los hospitales públicos, como lo es la comida y todo lo demás: el jabón, las gasas, la medicación... La tele, además, sirve de placebo matando el aburrimiento. Me imagino a una persona encamada durante diez días sin un duro para activar la televisión: le parecerá que ha estado un año separado de la realidad.

Para mí, particularmente, es una ilegalidad contratar, concertar, establecer un convenio con una empresa para que gestione un servicio abusivo cuando tendría que ser gratuito para todos. Y no hablemos de lo que genera durante todo un año... En fin, un negocio fantasma surgido del surrealismo de algún director equivocado y, como siempre pasa en este país, los ciudadanos de a pie, como buenos amaestrados, pagamos sin rechistar.

¿Legal o ilegal? Desde aquí invito a la dirección del hospital a que recapacite y elimine este abuso usurero que está enriqueciendo a quien lo gestiona y fastidiando a quien tiene que ingresar obligatoriamente.

Participaciones de loslectores

Másdebates