22 feb 2020

Ir a contenido

"Me querían subir el alquiler de 450 a 600 euros"

David Toro

David Toro

Barcelona

Un piso en alquiler en Barcelona.

Un piso en alquiler en Barcelona. / RICARD CUGAT

Entretodos

En el 2014 encontré un piso de 50 metros cuadrados y dos habitaciones, en la calle Manigua de Barcelona, para mi pareja y para mí. Es un piso viejo, del año 1929, mal iluminado y con una presión de agua escasa, pero para ser nuestro primer piso, el precio que tenía -450 euros al mes- y su ubicación (justo al lado del metro, cerca de comercios...), pues ya iba bien.

Tres años después se nos acabó el contrato y al preguntar a la inmobiliaria, nos dijeron que no había problema para renovar, pero que el alquiler iba a subirnos a 650 euros al mes (200 euros más de lo que estábamos pagando). En estos tres años yo ya había ido siguiendo el precio que pedían para los pisos que se iban quedando vacíos en el edificio a través de la página web de la inmobiliaria y, tras ver que los reformaban, los subían a ese precio.

Para este piso en el que estaba, vuelvo a recalcar, viejo, con instalaciones antiguas -lo de la escasa presión de agua para mí era lo peor-, que se nos quedaba pequeño ya a mi pareja y a mí, obviamente sin reformar como el resto, pues 650 euros al mes me parecía exagerado. Pero "son cosas del mercado", me dijeron.

Encontrar otro piso en Barcelona más asequible y en mejores condiciones que este se ha hecho imposible. Se están pidiendo de 700 euros al mes para arriba, incluso he llegado a ver auténticas burradas como la de pedir 900 euros al mes por un piso de las mismas características que en el que estábamos, en una zona no muy alejada de la que estabamos.

Solución: irnos de Barcelona. Ahora estamos en un piso de 65 metros cuadrados, con tres habitaciones, completamente reformado, con mejores instalaciones tanto de agua como de gas y electricidad, ascensor -que el otro no tenía- y a cinco minutos del centro de Granollers por 500 euros al mes, 'solo' 50 euros más de lo que estábamos pagando por uno de calidad inferior, y 150 euros menos que lo que querían que pagase después de renovar el contrato.

Como detalle, decir que el edificio donde vivíamos antes tenía  12 pisos (no sé si todos ellos de alquiler) y que con nosotros ya son cinco los vecinos que se han marchado de allí este año.

Participaciones de loslectores

Másdebates