El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Carta de una investigadora: "Con 1.000 euros se (sobre)vive; sin contrato, no"

Grupo de investigación en un laboratorio de la Universitat de Barcelona.

Clara Pons DuranCerdanyola del Vallès

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 7 de abril del 2017 - 10:03 h


Me siento ignorada, enfadada y desprotegida, pero sobretodo, decepcionada. Me doy cuenta que vivo en un país que no solo no me facilita el acceso a la investigación, sino que además me pone palos en las ruedas. Y no digo esto por rencor hacia un gobierno en concreto, ni hacia una ideología política específica, sino por la cultura pasiva que parece reinar en la administración pública de este país.

Por todos es sabido que las ayudas a la investigación son escasas, difíciles de conseguir y precarias. El salario al que aspira el más preparado de los aspirantes a una beca predoctoral roza los mil euros brutos, cuando se supone que estamos formando a futuros líderes investigadores que, a la vez, contribuyen al conocimiento global gracias a sus primeras investigaciones. Parece un chiste (o una broma de mal gusto) que solamente los más preparados, con mejor expediente y dentro de un grupo de investigación puntero puedan acceder a tales ayudas, si es que merecen recibir este nombre.

Y por si no fuera poco, el Ministerio responsable de hacernos llegar estas ayudas se columpia y nos deja olvidados. Es realmente esperpéntico tener esperando a 43 personas durante más de cinco meses (de momento) para recibir las ayudas que les han sido otorgadas, pero peor es el hecho de ignorarnos y hacer ver que no existimos.

Sí, esta carta es una denuncia, una denuncia de una afectada por la pasividad de la administración pública que se niega a darme a mí y a mis otros 42 compañeros una explicación razonable, una solución o, como mínimo, una disculpa. Pido por favor al Ministerio de Educación, a sus responsables y a todo aquel que pueda incidir en la toma de decisiones, un poco de responsabilidad y humanidad. Con mil euros se (sobre)vive, pero sin contrato no. Exigimos que el que debe ayudarnos y protegernos lo haga y deje de reírse de nosotros.

Participaciones de los lectores

Para desayunar, basura: el menú que nos ofrece el ayuntamiento de Barcelona

Jordi Gabin Ramírez Rubí

Damos gracias al ayuntamiento de Barcelona, y en especial a la alcaldesa Ada Colau, por ponernos los contene... Seguir leyendo

26-M: dejar de lado el voto del miedo e interesado para votar democracia y libertad

Ximo Estal Port de Sagunt

Tras los que podríamos determinar como primera vuelta, el pasado 28 de abril, y esperando la segunda vuelta electoral, próximo 26 de mayo, todo... Seguir leyendo

La naranja mecánica de Huelva y Córdoba: hacer estudios con reclusos españoles

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares

El estudio se realizó entre 2016 y 2017: consistió en suministrar una leve corriente de 1,5 miliamperios en la frente de 41 r... Seguir leyendo

Damas y caballeros, con todos ustedes, el 'Circo Supremo', el espectáculo interminable

Dolors Paniagua Cordero Sant Boi de Llobregat

Parece impensable que en una democracia europea consolidada se pudiera celebrar un juicio semejante al que está... Seguir leyendo

¿Cómo puede ser tan difícil cambiarme a la universidad que quiero?

Raquel Sendin Novoa Hospitalet de llobregat

Hoy escribo básicamente para quejarme. Actualmente, estoy cursando primero de carrera en una universidad, pero me gustaría cambiar... Seguir leyendo

Harto de estar harto: el mercado laboral, precario y delictivo

Pedro Montalban Badalona

Como bien dice la canción Vagabundear de Joan Manuel Serrat, uno empieza ya a estar un poco harto. Me refiero a que desgraci... Seguir leyendo

Coeducación: la asignatura pendiente para acabar con los estereotipos de género

Laura Tevar Yecla, Murcia

¿Alguna vez te has encontrado a ti misma negándole algo a tu hijo por el simple hecho de que sea rosa? O le has dicho a tu hija "¡ese juego es de niños!". Aunque par... Seguir leyendo

¿Qué precio tiene ser instagramer? ¿Y tomarlos como referencia?

Marc Benet Colomer Sabadell

Acabo de ver el viral vídeo de una joven en China que es atacada por un pulpo mientras intenta com... Seguir leyendo

Carta abierta a Scalextric: no nos dejen tirados

Ricard Gimeno Barcelona