01 oct 2020

Ir a contenido

Así no hay quien alquile

Miguel Ángel Bueno Aranda

Un piso en alquiler en Barcelona.

Un piso en alquiler en Barcelona. / RICARD CUGAT

Entretodos

Estos días, en numerosas charlas de café, en el mercado o en el trabajo (afortunados quienes lo tienen) puedes escuchar lo mismo: "Vamos a lo mismo de antes, es la misma burbuja". Y no es cierto, no lo es. Es una burbuja diferente y más peligrosa, al fin y al cabo. El problema reside en que la mayoría de la población no tiene ahorros para comprar una vivienda,ni puede optar a una hipoteca, y se decide por alquilar una.

El primer problema se te plantea a largo plazo: tal como está el tema de las pensiones, ¿podré pagar este alquiler o uno similar cuando este jubilado? Esto es un problema con el que nos encontraremos en este país, pero, hasta entonces, lo dejamos olvidado.

El segundo problema es que los bancos no te dan una hipoteca, bueno, para ser exactos, no es que no te la concedan, es que te piden que los gastos de esa hipoteca los pagues de tu bolsillo, y siempre que demuestres tu capacidad de ahorro. Si no tienes dinero para los gastos, no hay hipoteca. Y si tu padre te deja el dinero, la hipoteca se encarece o directamente te ponen muchas pegas y no te la conceden.

El tercer problema es que partimos de la base de que preguntamos por hipotecas porque ya te sale más barato una hipoteca mensualmente que un alquiler. 

El alquiler ha subido desmesuradamente. Se van a repoblar esos barrios antiguos. Barrios de esos que te hacen pensar que si la industria del ladrillo estuviera en plenitud, ya no existirían porque habrían construido bloques nuevos de pisos. Barrios humildes y obreros, pero que no disponen de todos los servicios que uno quiere tener cerca, y más en tiempos en los que las instituciones te venden que no debes coger el coche por la contaminación, pero a la vez te reducen horarios de trenes, metros y autobuses, rutas.

Resumiendo, para hacerlo simple: la mayoría de personas no puede comprar un piso con sus ahorros, pero tampoco puede acceder a una hipoteca, así que se decantan por los alquileres. Estos ya significan prácticamente un 80 o 90% del sueldo de algunas personas. Los alquileres más baratos están en barrios con pocos servicios para familias, mal comunicados a nivel de transporte, lo que genera más gastos de gasolina y mantenimiento de un vehículo. Pisos antiguos, en muchas ocasiones con vecinos que no pueden pagar los gastos de comunidad, por lo que esta escalera está sin mantenimiento y con instalaciones de más de 35 años.

Y no pensemos mucho en que pasará el día de nuestra jubilación porque podríamos empezar a sentir un fuerte dolor en el pecho. Cuando esta generación llegue a los 65 años y tengamos todos pensiones de 300 o 400 euros, veremos donde metemos a todos los que hoy pagan 700 o 800 euros de alquiler. ¡Ah! Otro día hablamos de cómo debe hacerlo una madre que quiera separarse de su pareja, para pagar un alquiler en un barrio con servicios para criar a sus hijos, si los pisos cuestan ya más de 700 euros y cuesta encontrar un  trabajo en el que cobres 1.000 euros.

España y Catalunya se pelean por las banderitas, la patria, referéndums o nacionalismos rancios y se pasan la pelota de los problemas, pero no son capaces de ofrecer una vida decente a sus ciudadanos.

Participaciones de loslectores

Másdebates