Fact-check Fact check Comprueba una declaración específica o un conjunto de declaraciones presentadas como hechos. Emite un veredicto sobre si la declaración es correcta o no.

Los datos no apuntan a que entre el 90% y el 95% de las personas que ejercen la prostitución sean víctimas de trata

El Gobierno afirmó en una respuesta parlamentaria que 9 de cada 10 mujeres y niñas que ejercen la prostitución en España lo hacen forzadas. Otras instituciones, incluida la Policía, suelen cifrar entre el 80% y el 90% las víctimas de trata y explotación sexual. Los informes apuntan, sin embargo, a otros datos.

Los datos no apuntan a que entre el 90% y el 95% de las personas que ejercen la prostitución sean víctimas de trata
6
Se lee en minutos
Verificat
Verificat

Verificat es una plataforma de fact-checking sin ánimo de lucro en Catalunya. Nos dedicamos a verificar el discurso político y el contenido que circula en las redes y a la educación para el consumo crítico de la información.

ver +

El Gobierno ha afirmado que en España hay en torno a 45.000 mujeres y niñas en situación de prostitución, de las cuales “entre el 90% y el 95% son víctimas de trata con finalidad de explotación sexual”. Así lo estima el Ejecutivo en una respuesta parlamentaria a una pregunta planteada por Vox. Sin embargo, el escrito no indica la fuente de estos datos ni si el porcentaje está calculado en base a las víctimas identificadas por la policía o a las estimaciones que las fuerzas de seguridad u otras instituciones hacen de posibles víctimas. 

Aunque los registros policiales apuntan a menos de un millar de víctimas de trata y explotación sexual identificadas como tales en España, los organismos que han estudiado este asunto estiman que las cifras reales pueden ser muy superiores. Así, en 2018 la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género calculó que había 13.317 personas que podían ser víctimas de trata o de explotación sexual, a partir de 46.906 contactos con mujeres en situación de prostitución reportados por las entidades que trabajan en su asistencia. Es decir, dichas organizaciones observaron signos de trata o de explotación sexual en el 28,4% de los casos contactados. Ese mismo año, la policía estimaba 9.315 personas en situación de riesgo, lo que supondría en torno al 21% del total de 45.000 prostitutas que calcula el Gobierno. En cambio, si nos atenemos solo a las personas identificadas como víctimas (y no a estimaciones), en 2019, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado registraron 938 víctimas entre los delitos de explotación sexual y de trata con finalidad de explotación sexual, lo que supone solo el 2% del total (los datos de 2020 fueron incluso menores, 575 casos, pero hay que tener en cuenta que aquel fue un año marcado por el confinamiento). En cualquier caso, ninguna cifra disponible de las propias instituciones públicas apunta al 90% o más que indica el Ejecutivo en su respuesta.

La eterna cifra de entre el 80% y el 95% 

Pero, si los datos no apuntan a que el 90% de la prostitución sea trata, ¿de dónde sale este número? El origen no está claro, pero la cifra más parecida que existe a nivel internacional es que el 84% del total de víctimas de tráfico de personas del mundo lo son por razones de explotación sexual, según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito

Aun así, este porcentaje es recurrente en el debate público. La ministra de Igualdad se refirió a él en 2020, el Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Madrid también lo hizo en una nota de prensa ese mismo año y el diputado del Partit dels Socialistes de Catalunya David Chanca dijo recientemente en el Parlament que el “90% de las mujeres que ejercen la prostitución lo hacen bajo coacción”. Incluso la Policía Nacional hizo una campaña publicitaria en contra de la trata afirmando que más del 80% de las mujeres que ejercen la prostitución lo hacen de manera forzada. Verificat ha preguntado por este dato al Ministerio de Igualdad, al PSC y a la Policía Nacional sin obtener respuesta.

En esta ocasión, el Ejecutivo ha compartido este mismo dato en una respuesta a varias preguntas planteadas por tres diputadas de Vox en relación con el Plan de Inserción Sociolaboral para las mujeres víctimas de trata, de explotación sexual y en contextos de prostitución. El Ejecutivo contestó a las preguntas el 21 de abril, pero la respuesta no ha sido publicada en el Boletín Oficial de las Cortes Generales hasta el 3 de mayo.

No existe un censo oficial

Esta vez, el Gobierno, más allá de dar el porcentaje de víctimas de trata, también ha cifrado el total de las personas que ejercen la prostitución en “45.000 mujeres y niñas”. Pero lo cierto es que no hay un censo oficial de las personas que ejercen la prostitución y diversos estudios, tanto institucionales como externos, apuntan a distintas cifras a lo largo del tiempo. 

En el plan integral contra la trata del Ministerio de Igualdad 2015-2018 consta la cifra total de prostitución que ahora ha dado el Ejecutivo: 45.000. El dato de este informe se basa en una estimación del año 2012 que había hecho el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen organizado (Citco), que depende del Ministerio del Interior. Verificat ha preguntado al Ejecutivo si se ha basado en dicho informe para afirmar en su respuesta parlamentaria que hay 45.000 prostitutas, pero en el momento de publicar este artículo no hemos obtenido respuesta. También se acerca a esta cifra los 46.906 casos referidos anteriormente del informe de 2018 de la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, , que no se refieren al total de prostitutas, sino los casos contactados por entidades que proporcionan asistencia.

Un estudio anterior encargado por el Ministerio de Trabajo estimaba “con carácter conservador” 113.426 trabajadoras sexuales en 2006 en España. Otro estudio académico publicado en la revista 'Política y Sociedad' de la Universidad Complutense de Madrid en 2011 apuntaba que “la oferta de prostitución entre calle y club por el conjunto de España [sería] significativamente inferior a 100.000 efectivos”, a los cuales habría que sumar la prostitución ejercida en pisos y entornos de lujo que no llega a cifrar la investigación. Un número similar estima un estudio de 2021 publicado en la 'Revista Española de Investigaciones Sociológicas', que sitúa la prostitución entre 80.000 y 100.000 mujeres

Tráfico con finalidad de explotación sexual 

El delito de tráfico de personas con finalidad de explotación sexual, conocido comúnmente como 'trata', se da cuando alguien emplea “la violencia, la intimidación o el engaño” paralograr el consentimiento de la persona que poseyera el control sobre la víctima, la captare, transportare, trasladare, acogiere, o recibiere”, según el artículo 177 bis del Código Penal. La legislación también estipula que la víctima se encuentra en una “situación de necesidad o vulnerabilidad” y no tiene otra alternativa “que someterse al abuso”. Pero este mismo artículo también prevé otras formas de tráfico de personas con finalidades distintas, como la explotación laboral o la explotación para realizar actividades delictivas, que son castigados de la misma forma, con entre cinco y ocho años de prisión. 

El Código Penal distingue este delito del de explotación sexual (artículo 187), con la diferencia que este último no hace referencia a la captación, el traslado, la recepción y la acogida de la víctima como en el caso de la trata.  

Noticias relacionadas

Según el último balance estadístico del Citco en 2020 hubo 160 víctimas de trata con finalidad sexual y 415 de explotación sexual: 575 en total. La policía considera víctimas aquellas personas que ha identificado formalmente como tal o aquellas que tienen una causa abierta al respecto, según los apuntes metodológicos de los informes del Ministerio de Igualdad. Por ello, como la identificación de estas víctimas es complicada, tanto el ministerio como la policía hacen sus aproximaciones de personas que se pueden encontrar en esta situación

La Delegación del Gobierno contra la violencia de género calculaba que en 2018 había 4.302 posibles víctimas de tráfico con finalidad de explotación sexual y la cifra ascendía a 13.317 teniendo en cuenta también las víctimas de explotación sexual. Según las estimaciones del Citco, ese mismo año había 9.315 personas en riesgo de ser víctimas de uno de estos dos delitos. La cifra en 2020 -año marcado por el confinamiento a causa de la pandemia- descendió a las 3.867 posibles víctimas.