Club de Estilo de EL PERIÓDICO

Aloha! La camisa hawaiana clásica está de vuelta (y con polémica fea)

La marca Palm Angels incluyó el verano pasado una versión del modelo hawaiano de Leonardo Di Caprio en el filme ’Romeo + Juliet’ (1996), de Baz Luhrman.

La marca Palm Angels incluyó el verano pasado una versión del modelo hawaiano de Leonardo Di Caprio en el filme ’Romeo + Juliet’ (1996), de Baz Luhrman.

  • La prenda que popularizó Elvis y se convirtió en el símbolo de papis en plena crisis de los 40 o de 'hipsters' calurosos se la quieren apropiar (y pervertir) grupos supremacistas en EEUU

  • El clásico del verano se llevará este año con los estampados retro Honolulu: grandes flores brillantes, con mucho rojo y amarillo

7
Se lee en minutos
Laura Estirado
Laura Estirado

Periodista

Especialista en Gente, Moda, Tendencias, Estilo y Redes

Escribe desde Barcelona

ver +

Las camisas hawaianas son un básico del verano tanto para él como para ella desde los años 30 del siglo pasado. ¿Quién no tiene alguna prenda con este estampado sin complejos en su fondo de armario? Cada año se reinterpretan sus vistosos dibujos y para los próximos meses de calor las grandes firmas proponen una vuelta a los orígenes, al estilo retro Honolulu, con grandes flores tropicales y mucho rojo y amarillo. Sin embargo, ahora este icono del estilo playero, festivo y naíf se ha visto envuelto en una fea polémica sin beberlo ni comerlo. Grupos de blancos supremacistas en Estados Unidos han incorporado este tipo de camisa a sus uniformes paramilitares junto con chalecos antibalas, fusiles y cartucheras, pervirtiendo su historia y su significado en el mundo de la moda.

Se trata del movimiento 'Boogaloo' o los 'Boogaloo Boys', que propugnan una segunda guerra civil contra el gobierno federal estadounidense. Algunos se identifican con las ideas libertarias y creen que un conflicto armado enfrentará al "pueblo" contra el Estado, que a su juicio les está arrebatando sus derechos individuales. Otros, supremacistas, defienden que el choque debe tener un componente racial. En los últimos meses, estos grupos de extrema derecha con planes demenciales han ganado visibilidad en las protestas armadas en contra de las cuarentenas por el covid, y en manifestaciones contra la violencia policial.

Matt Marshall, del moviento 'Boogaloo', con camisa hawaiana, durante una protesta contra la cuarentena en Olympia, Washington.

/ AFP / KAREN DUCEY

Algunos historiadores, además, han levantado la voz en contra de estas camisas floreadas, pues consideran que encarnan el pasado colonialista de EEUU. Según la académica de Princeton Zara Anishanslin "son el equivalente de moda de una boda en una plantación". "Podrían verse como el imperialismo y el racismo contra los habitantes indígenas de Hawái", cuenta en 'The Guardian'. A su juicio, las marcas y diseñadores deberían criticar a la gente como los 'Boogaloo Boys' que usan la moda para proyectar una política que fomenta el racismo. También ayudaría que celebridades como Cara Delevingne o Justin Bieber, que suelen usar estas camisas, se hicieran eco de esta polémica, e, incluso, propone la historiadora, "estaría bien que se confeccionaran camisas hawaianas con eslóganes contra las armas".

La verdadera historia de la prenda

Sin embargo, la auténtica camisa hawaiana nada tiene que ver con estas recientes controversias. La clásica camisa Aloha nació en Honolulu porque a un inmigrante de origen chino se le ocurrió unir a lo 'patchwork' los restos de telas de kimono inspirándose en los atuendos de los trabajadores de las plantaciones de azúcar. Luego fue un sastre de origen japonés el primero en anunciar en la prensa estas creaciones "especiales para turistas".

A los residentes, sobre todo a los surfistas, y a los extranjeros les chifló el nuevo modelo de coloridos estampados de vegetación tropical y pronto empezaron a fabricarse y venderse en masa. Tras la segunda guerra mundial muchos militares y mujeres movilizadas volvieron a Estados Unidos desde las islas del Pacífico con las floreadas telas, que desde los 50 se convirtieron en una seña de identidad de Hawái. Y la tendencia se expandió al mundo entero.

De Elvis a los Beach Boys

El fabricante Alfred Shaheen expandió el negocio de las camisas para el hombre y los vestidos de verano para la mujer con materiales de alta calidad y diseños de moda, y hasta el mismísimo Elvis Presley lució uno de sus modelos en color rojo en la portada del álbum con la banda sonora de la película 'Blue Hawaii' (1961), convirtiendo desde entonces la prenda en un 'must' incombustible verano tras verano. The Beach Boys, otro 'rey', esta vez de la guitarra, Dick Dale, y toda una generación 'beach bums', los jóvenes que convirtieron la playa en su paraíso, hicieron el resto. A mediados de los 60, antes del moderno 'casual friday' (la manga ancha para vestir informal en la oficina), se sacaron de la manga el Aloha Friday, un alivio para los ejecutivos que trabajaban en oficinas sin aire acondicionado.

Elvis Presley, con una camisa hawaiana de la marca Shaheen, en filme 'Blue Hawaii' de 1961.

/

El mundo se rindió al estilo playero de la camisa hawaina. Ligera, cómoda, alegre, 'vintage', aunque para algunos ridícula... El estilo se ha erigido en las décadas siguientes en omnipresente 'look' transversal, pues con igual orgullo lucen la camisa padres en la crisis de los 40, chulos, mafiosos y personajes malvados en el cine, que 'hipsters' calurosos o cantantes como Rihanna o 'influencers' en Instagram.

Romeo, al rescate

Las grandes casas de moda rescataron a la camisa del declive que sufrió en los 80, cuando se convirtió en artículo 'kitsch' por culpa de la superproducción en piezas de mala calidad vendidas a tutiplén en bazares orientales.

El triunfal regreso fue en los 90. Leonardo Di Caprio se la puso en la transgresora versión de 'Romeo + Juliet' (1996), de Baz Luhrmann, y se volvió a oír hablar de la misma prenda el verano pasado, cuando la casa Palm Angels la subió a la pasarela, con su tela de fondo azul preñada de flores.

Igualmente, Prada, Valentino o Balenciaga han versionado este tipo de camisa, de la que han surgido interpretaciones más recientes en 'crop top'. De Dolce & Gabbana a Dsquared2, de Marni a Etro, otras marcas han rediseñado esta icónica prenda según su propio estilo, algunas tirando más hacia lo oriental, otras en una versión más pincelada abstracta.

Pero la que se llevará este verano será la Aloha original, como las que van cambiando en la foto superior. Por orden de aparición, con puestas de sol y palmeras a la brisa del mar (Casablanca); con estampados de hibiscos en piezas unisex en rojo, negro y azul (Saint Laurent); con llamativas camisas y chaquetas a juego de mezclilla con el estampado floral (YMC), con referencias al surf y otros deportes playeros (Ralph Lauren), o como la glamurosa y setentera de manga larga (Tom Ford).

4 CONSEJOS PARA COMBINAR UNA HAWAIANA CON NOTA

No abroches todos los botones. Prohibido hacerlo con los de arriba, y abajo, también puede quedar alguno suelto. El rollo de estas camisas es mantener un espíritu relajado, veraniego, de vacaciones.


No uses más piezas llamativas. Olvida los pantalones estampados o demasiado coloridos. Busca prendas neutras para que tu camisa Aloha sea la reina de tu 'look'.


Solo telas livianas. Verano, calor... nada de poliéster ni materiales rígidos o acartonados. La hawaiana adora el movimiento y una buena caída. Dile sí al algodón, el lino ligero y la seda.


Un corte 'vintage'. Estas camisas tienen casi un siglo de historia. Ríndele homenaje con un patrón digno de la época dorada de Hollywood. Son las que mejor sientan.

Antes de que a los extremistas les diera por poner sus sucias zarpas en estas camisas, toda una pléyade de celebridades sin complejos han vestido una 'aloha' además de Elvis o DiCaprio. Por citar solo algunos, Montgomery Clift, Robert de Niro, Tom Selleck, Jim Carrey, Bill Murray, Nicolas Cage, Justin Bieber, Julia Roberts, Brad Pitt, Chiara Ferragni, Diane Kruger, Cara Delevingne, Sophie Turner y hasta dibujos animados se la han puesto, como Bart Simpson y la ardilla de Disney Dale (ver el carrusel de la parte superior de esta noticia).

Robert de Niro (izquierda), junto a Nick Nolte, en la versión de 'El Cabo del Miedo' que  Martin Scorsese filmó en 1991.

/

Club de Estilo de EL PERIÓDICO

En el Club de Estilo de EL PERIÓDICO nos gusta estar a la última, nos interesa la moda y la belleza y todas las tendencias en estilo de vida, decoración y regalos. Aquí te explicaremos qué es el último grito en la calle y también las redes sociales, y te daremos trucos para que no se te escape nada. Es muy fácil unirse al club. Regístrate en Entre Todos y escríbenos, explicando tus inquietudes o compartiendo tus propias experiencias.