Ir a contenido

Gente corriente

Letícia García Bosch: "La información es la mejor herramienta contra el plagio"

Carme Escales

Letícia García Bosch: "La información es la mejor herramienta contra el plagio"

Anna Mas Talens

En un mundo en que el baúl de recuerdos es un chip informático que almacena nuestras fotografías en espacios virtuales, en la nube, personas como Letícia García Bosch (Barcelona, 1975) atesoran documentos gráficos sobre papel. Artesana del siglo XXI, se vale de carreteras y autopistas digitales para visibilizar y compartir sus diseños, pero son sus manos y su imaginación las que devuelven a las páginas lo inolvidable. Con fotos de su infancia junto a su hermano Miquel, que hoy ya no está, Letícia compuso su primer trabajo de scrapbooking. Fue un homenaje personal y una demostración de que la belleza hace indestructibles emociones preciadas. 

—¿Cómo define el scrapbooking? Es el arte de atesorar recuerdos, documentos gráficos y escritos, en álbumes de regalo. Scrap, en inglés significa chatarra, el scrapbooking da forma de libro, álbum, o tarjetas, a recuerdos materiales que de otro modo simplemente guardamos o acabamos tirando. Puede ser la entrada de un concierto, un billete de avión o una foto. Muchos son scrapbookers sin saberlo. Sus álbumes de fotos se acompañan de tarjetas de alojamientos o frases que les ayudan a recordar viajes.

 —¿Qué aportan las scrapbookers con sitios como el suyo www.gigietmoi.comDamos a conocer y vendemos nuestras creaciones y mostramos materiales y cómo hacerlo más bonito: anillas de colores; encuadernaciones originales; sellos-tampón personalizados... En este arte no hay final.

—¿Cómo descubrió este arte? Desde pequeña siempre he sentido obsesión por las libretas y cuadernos. Y, buscando por internet cartón para hacerme unas tapas de libreta, di con la tienda Cromatismes (www.cromatismes.com). Allí descubrí tantísimas cosas que me gustaron. Los ojos me empezaron a parpadear. Cuando fui a la tienda física, la propietaria me preguntó si yo hacía scrapbooking. Fue la primera vez que lo oí. A partir de allí, comprando material para encuadernar y decorar se disparó mi devoción. Esto engancha, no puedes parar, es como una droga buena. Además creas sinergias con otras scrapbookers.

 —¿No hay hombres que lo practiquen? Muy pocos. En Estados Unidos, que es donde nació –al parecer, de la mano de la comunidad mormona, hacia el XVI– hay algún scrapbooker hombre muy popular además. En España yo conozco a unos tres.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

 —El próximo fin de semana celebran una feria en Sitges (www.feriascrapplus.com). De viernes a domingo, ¿Qué harán? Exponemos novedades, hacemos talleres, nos damos a conocer. Durante el año en Catalunya hay tres grandes citas. Una, en noviembre en La Farga de L’Hospitalet, otra dentro del Handmade Festival de Fira de Barcelona, que este año se hará del 11 al 13 de mayo. Y la de Sitges, que es realmente donde las scrapbookers tenemos nuestra alfombra roja. Es nuestro Hollywood, quien te sigue te pide autógrafos y selfies.

 —¿Cómo se defienden del plagio de sus diseños que compartir en Internet facilita? Justamente, en la feria de Sitges dos compañeras y yo dedicaremos un espacio a debatir sobre ello. Lo hemos titulado A favor del scrap original. Es una lástima que tengamos que hablar de ello, pero convivimos con el plagio y la única herramienta que tenemos para vencerlo es la bondad de las personas y la información. Que la gente sepa de dónde procede cada creación. El plagio sin conciencia ni empatía no se acaba.

 —¿No registran sus creaciones? Cualquier variación de un registro, el punto sobre una ‘i’ diferente por ejemplo ya nos desarma. No hace mucho, se filtró en las redes una conversación donde se decía que diseños de varias de nosotras los enviaba un grupo de seguidores de Facebook a China para copiarlos. Muchas veces quienes te siguen en Instagram o Facebook se dan cuenta de que alguien te ha copiado y te lo dicen, porque saben lo que te ha costado a ti. 

 

0 Comentarios
cargando