Ir a contenido

GENTE CORRIENTE

Joan Amorós: "El móvil te facilita la vida, pero a la vez te convierte en esclavo"

Mauricio Bernal

Joan Amorós: "El móvil te facilita la vida, pero a la vez te convierte en esclavo"

JOAN CORTADELLAS

Hablemos, en pleno congreso de móviles, del día sin móviles: el World Free Mobile Day. No, no existe aún, pero existirá: tendrá lugar el 15 de abril próximo y a partir de ahí, se espera, los 15 de abril de cada año. La iniciativa no ha brotado, como podría pensarse, de algún despacho de la ONU o de alguna oenegé preocupada por la alienación causada por la tecnología, sino de un grupo de catalanes que hace seis años se juntaron con el fin de poner en marcha un proyecto diseñado para sacar a la gente de sus rutinas -para desconectar. Desconnexions, lo llamaron. Joan Amorós, uno de los fundadores, es el responsable de este World Mobile Free Day.

-Que se llama en inglés supongo que por la voluntad de internacionalizar, ¿no?

-Exactamente.

-Pues yo habría dicho que el día son móviles ya existía.

-Nosotros pensábamos lo mismo, decíamos: “¿En serio esto no existe?” Pensábamos que a alguien ya se le habría ocurrido, pero no.

-¿El día sin móviles es un día en que se invita a la gente a que no use el móvil?

-Más bien es una invitación a desconectar, a dejar aparcado el móvil aunque sea un rato. Hoy en día nadie se plantea dejar el móvil en casa cuando sale a dar un paseo. Pues se trata de animar a la gente a hacer esas cosas.

-Dígame, ¿por qué un día sin móviles?

-El World Mobile Free Day se basa en la necesidad de reencontrar el equilibrio. No somos anti móviles, pero sí creemos que hay que encontrar un equilibrio en el uso que hacemos de este aparato. El móvil te da tanta información y tanto placer que hace que pierdas el equilibrio en la gestión del día a día.

-Y el beneficio sería…

-La reconexión. Se trata de desconectar para reconectar de nuevo, pero reconectar contigo mismo, con tu familia, con tus compañeros, con tus objetivos. Con lo que es importante realmente. El móvil nos conecta con todo y con todos pero muchas veces nos desconecta de lo que es importante.

-Dígalo otra vez. El móvil desconecta.

-Pues sí, en cierto sentido, sí. Cada vez es más obvio que pasa algo con los teléfonos: ocupan tanto de nuestro día a día que casi lo monopolizan. Te facilitan mucho la vida, pero a la vez te convierten en esclavo.

-Cuénteme, ¿cuál es el alcance del día sin móviles?

-El World Mobile Free Day es una iniciativa global. Vamos a estar presentes en una veintena de países a través de una serie de embajadores, gente famosa que ha reconocido la necesidad de una iniciativa así.

-¿Qué gente?

-Bueno, por ejemplo estamos muy satisfechos de contar a nivel local con el apoyo de Eduard Punset, Laia Pons o Ander Mirambell. También la divulgadora de temas educativos Catherine l’Ecuyer se ha sumado a la iniciativa. A nivel internacional hemos recabado apoyos en el mundo del deporte, la música, la cultura, el entretenimiento, la política... que iremos divulgando a su debido tiempo. Hay sorpresas que no queremos adelantar.

-¿A qué se refiere?

-Me refiero a que el 15 de abril pasarán cosas. En todo el mundo.

-¿Por ejemplo?

-Por ejemplo… Un concierto: un cantante que le dice a su público que no quiere ver más flashes, que no quiere ver a la gente mirándolo a través del móvil, que quiere que lo miren con sus propios ojos. Acciones así. También estamos llegando a acuerdos con entidades para que establezcan espacios sin móviles. Así como hay espacios para fumadores, pues espacios sin móviles.

-¿Cuál será la medida del éxito? Habrán triunfado si…

-Sobre todo, no nos interesa generar ningún crack, ningún desplome de las estadísticas de consumo de datos o algo así. Sencillamente, habremos tenido éxito sin al final del día la gente nota que el teléfono no lo ha condicionado todo.

-¿Y el futuro?

-El futuro es consolidar la jornada, pero también trabajar en entornos educativos y empresariales. Allí donde el uso del móvil puede resultar problemático.