Ir a contenido

Un paso de peatones y de coches

ANNA PRATS / BARCELONA

El vado y el paso de peatones en el mismo espacio en la Calle del Clot, 167.

El vado y el paso de peatones en el mismo espacio en la Calle del Clot, 167. / FABRIZIO CORTESI

En la calle del Clot, 167 de Barcelona se da una situación peculiar: conviven en el mismo espacio una entrada a un garaje señalizada con un vado y un paso de peatones. Antonia Ruiz, vecina de la zona, denuncia en una carta a Entre Todos que los viandantes que esperan a que el semáforo les dé vía libre para cruzar deben apartarse “para dejar que un vehículo se suba en la acera” y entre en el garaje con el cartel de ‘Vado permanente’. Según asegura Antonia, la confluencia de paso de peatones y vado supone un doble riesgo: de atropello a los peatones cuando los coches realizan la maniobra de giro y de colisión con los coches que giran desde Navas.

Esta zona del barrio de Sant Martí es muy concurrida. Hay diversos bares y terrazas y, además, el paso de peatones se encuentra situado justo delante del colegio Escola de Jesuïtes El Clot. “Cruzan niños de todas las edades, cosa que añade dificultad de acceso a la finca en los momentos de entradas y salidas al colegio”, explica Antonia Ruiz. Además, aunque la acera es ancha, el espacio de espera es reducido: hay motos aparcadas muy cerca del paso y un árbol y una papelera también invaden la zona de espera de los peatones.

La normativa, en estos casos, prevé “espacios diferenciados” para los pasos de peatones y para los de acceso de vehículos a fincas. Aun así, existen casos excepcionales como este. Desde la concejalía de Urbanismo y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona se asegura que “cuando hay un vado de vehículos consolidado y no existe alternativa para ubicar el paso de peatones, se acepta que un vado sea compartido por vehículos y peatones”.

Para los vecinos la solución consistiría en trasladar el paso de peatones a una zona de carga y descarga situada unos pocos metros más arriba, ya que así se evitarían las molestias a los viandantes que esperan para cruzar.