Guías coronavirus

Albergues y covid: así cambiará tu estancia este verano

El protocolo de Sanidad obliga a contar en la recepción con desinfectantes para manos, zapatos, mochilas y bicicletas

Una de las habitaciones compartidas de un albergue en Barcelona.

Una de las habitaciones compartidas de un albergue en Barcelona. / FERRAN NADEU

2
Se lee en minutos
Julia Camacho
Julia Camacho

Periodista

ver +

Los albergues turísticos empiezan a preparar ya su apertura de cara a un verano inusual en el que cuentan con muchas probabilidades de triunfar entre los usuarios que buscarán reducir al mínimo el coste del alojamiento. Y entre otras medidas para garantizar la seguridad frente al coronavirus, los huéspedes deberán hacerse la cama en aquellos casos en los que opten por habitación compartida.  

Esta es una de las principales novedades que se recogen en el protocolo sanitario elaborado por el Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE) para el Ministerio de Sanidad para los albergues turísticos. Un sector que el pasado año contabilizó 1,07 millones de viajeros y 2,98 millones de pernoctaciones, un 2,5% más que en 2018, y en el que Catalunya se perfiló como el destino favorito, según los datos del INE, que apuntalaron el crecimiento respecto a fechas anteriores de los viajeros no residentes.  

¿Habrá aforo máximo?

El protocolo sanitario establece que este tipo de establecimientos deberán definir los aforos de cada una de sus instalaciones, desde las habitaciones a las duchas pasando por las zonas comunes, y posteriormente determinar cómo se va a asegurar el cumplimiento de las medidas preventivas y de higiene.

¿Cómo es la higiene de las mochilas?

¿Cómo funciona la recepción?

En cualquier caso, y al igual que en otros establecimientos hoteleros, se recomienda el fomento del checking online y el autochecking, así como la comunicación vía telefónica con la recepción. 

¿Habrá distancia de seguridad en las habitaciones?

En el caso de las habitaciones compartidas, el protocolo señala que se dispongan las camas respetando las medidas de seguridad y aislamiento social, y que “se debe instar a los clientes a hacer sus propias camas, así como a que no toquen camas o literas de otros clientes”.

Para ello, el albergue facilitará al viajero la ropa de cama embolsada o empaquetada, garantizando así que se encuentra limpia y evitando la contaminación por parte de posibles clientes que hayan llegado con anterioridad. Además, propone habilitar armarios o estanterías fuera de las habitaciones para guardar ahí los zapatos de los clientes.  

¿Cómo se ventilan las zonas comunes?

Documento

Protocolo de seguridad en los albergues

Protocolo de seguridad en los albergues

¿Cómo se organizan la cocinas compartidas?

Noticias relacionadas

¿Se pueden consultar las guías y libros?

De momento, tampoco se podrán consultar los libros o guías que los establecimientos suelen disponer en la recepción para cualquier huésped. Serán gestionados por la recepción y se instará al usuario a desinfectarse las manos antes y después de cada consulta.