NUEVA APLICACIÓN

El consumidor en la transición energética: de actor secundario a protagonista

Red Eléctrica lanza una nueva ‘app’ con la que los ciudadanos pueden seguir en tiempo real el avance de la descarbonización y participar de una forma más activa en la construcción de un mundo más sostenible

El consumidor en la transición energética: de actor secundario a protagonista
Se lee en minutos

El nuevo escenario que se está dibujando de la mano de la transición energética en nuestro país reserva un rol protagónico al consumidor activo, que puede ser partícipe directo del proceso con la toma de las mejores decisiones en cuanto a su uso de la electricidad. Consciente de ello, Red Eléctrica de España ha lanzado redOS, una nueva aplicación para 'smartphones' que permite consultar información en tiempo real del comportamiento del sistema eléctrico y seguir así la evolución de la transición energética en nuestro país.

Esta nueva 'app', que supone una evolución de SmartVIu, añade nuevas funcionalidades y amplía la oferta de contenidos pensados tanto para los expertos del sector, como para la sociedad en general. Y es que, según comenta Miguel Ángel Muro, director de Servicios para la Operación de Red Eléctrica de España, “estamos ante el inicio de una nueva época en la que la sociedad entiende que el sistema eléctrico es la base de la descarbonización” y por eso, la compañía ha decidido apostar por una 'app' en la que “la transparencia de información es vital, pero la claridad es clave: deseamos que cualquier persona ajena al sector pueda consultar y comprender los datos para tomar las mejores decisiones posibles y conocer la aportación del sector eléctrico a la sostenibilidad”, apunta Muro.

De esta manera, una de las principales novedades que presenta redOS es la segmentación a través de dos perfiles: uno para los profesionales del sector, que ofrece información más técnica del ámbito de la gestión de la electricidad; y otro dirigido a los consumidores, en el cual prima la sencillez y el acceso fácil a datos tan relevantes hoy en día como la producción de electricidad libre de CO₂ equivalente.

Esta es, entre otras, una de las magnitudes que reflejan la evolución de la transición energética y el avance de los objetivos de descarbonización total marcados por la Unión Europea para 2050. La nueva aplicación lanzada por Red Eléctrica de España como operador del sistema también muestra en ambos perfiles la evolución de la demanda en tiempo real, así como del mix de generación eléctrica de los últimos 13 meses con un desglose por tecnologías, haciendo hincapié en la aportación de las renovables, que hasta el mes Nueva aplicación Transición energética de noviembre son responsables del 43,3% de toda la electricidad generada en nuestro país en 2020.

“En la actualidad –continúa Muro–, nos enfrentamos a retos tan importantes como la incorporación de mayor energía renovable y la armonización europea de los servicios de balance que gestionamos, elementos clave para afrontar la transición energética”, un proceso que España está llevando a cabo con horizonte 2030 de la mano del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) que persigue, entre otros objetivos para 2030, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y el impulso de las renovables como apuesta por u entorno económico y social descarbonizado.

Noticias relacionadas

Con redOS se puede visualizar también la curva del precio minorista o precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC) es decir, el precio de las tarifas reguladas. Además de la evolución el precio horario de la tarifa regulada, que es uno de los contenidos de mayor interés general, redOS también refleja el precio que obtienen los autoconsumidores acogidos a este PVPC y disposición de todos los ciudadanos de una forma amigable y accesible aquellos datos con los que no solían estar muy familiarizados, pero que ahora, que adquieren un papel más participativo, pueden ser de gran utilidad en su día a día”.

De esta manera, redOS materializa el inicio de una nueva relación entre el ciudadano y la energía, que es la responsable del 75% de los gases de efecto invernadero que se emiten en el aire que respiramos; una relación con la que se empodera a los usuarios a tomar las decisiones más eficientes y sostenibles, en función de sus hábitos de consumo y necesidades. Este nuevo rol en el sistema eléctrico que poco a poco va adquiriendo la sociedad se fortalece, además con otras herramientas como el desembarco masivo de la movilidad eléctrica o del autoconsumo, medidas que, en consecuencia, les convierte en transformadores del cambio hacia un escenario más dinámico y sostenible en el que primen las tecnologías limpias en la producción de electricidad y en el que los combustibles fósiles sean solo un recuerdo del pasado.