Entrevista en colaboración con BBVA

Vak Kimsa: “Hemos sido afortunados: no hemos parado”

Líderes en el mercado de la agitación industrial, la empresa ofrece soluciones a los procesos de mezcla.

Elisabet Rodríguez, su CEO, explica cuáles son los objetivos de la compañía, presente en 40 paises

Elisabet Rodríguez, CEO de Vak Kimsa.

Elisabet Rodríguez, CEO de Vak Kimsa.

Se lee en minutos

-Vak Kimsa es una empresa familiar, ¿es el secreto de su éxito?

¡El secreto del éxito de Vak Kimsa es nuestra gente! La conciencia de que todos remamos en el mismo sentido y con un objetivo común, la satisfacción de nuestros clientes que a la vez es la propia. El hecho de ser una empresa familiar nos ha permitido hacer hincapié en los valores que nos transmitieron nuestros padres y en la manera de hacer empresa. La pasión y la ilusión por hacer las cosas bien, el esfuerzo, el amor al país, un modelo de empresa que integra a todos los que la formamos,... es algo que los cuatro, como dirigentes de la empresa, compartimos.

La empresa, que fue fundada por Antoni Torredeflot y Eulalia Barrufet en 1972 y que desde hace más de dos décadas está dirigida por la segunda generación familiar, formada por 4 hermanos, ofrece soluciones globales a los procesos de mezcla, siendo lideres desde hace años, del mercado de la agitación en el Estado. Y con presencia en más de 40 países. La experiencia, la tecnología, la investigación y, básicamente, el equipo humano que compone VK son los puntales de su trayectoria.

-¿Qué ha supuesto para la compañía ser empresa esencial durante la pandemia?

La compañía había culminado un primer trimestre muy bueno, antes de la pandemia, y pudimos continuar la actividad durante el confinamiento con muy buen ritmo al ser considerada industria esencial, ya que nuestros productos van dirigidos a la industria alimentaria, química, cosmética, farmacéutica y biotecnológica. En este sentido, hemos sido afortunados: no hemos parado de trabajar. Tuvimos que adaptarnos a la nueva situación, modificando hábitos y sistemas de trabajo para continuar atendiendo las necesidades de nuestros clientes a pleno rendimiento. Asimismo, hemos llevado a cabo pruebas periódicas de la covid-19 a toda nuestra plantilla y hemos implantado protocolos específicos para garantizar la seguridad de nuestro equipo.

-¿Cuál es la situación actual de Vak Kimsa? ¿Cuáles son sus objetivos a corto plazo?

Vak Kimsa está incrementando, a pesar de la pandemia, un 5% su volumen de negocio respecto al año anterior, consolidando un crecimiento del 78% desde 2015 y logrando una internacionalización del 26%. Ahora bien, de cara al corto plazo el objetivo es continuar creciendo pese a que hay que tener en cuenta que ahora se ha instalado en la economía una crisis de demanda que quizás ralentizará un poco el mercado.

Te puede interesar

-¿Cuál ha sido la aportacion de BBVA a su proyecto y cómo valoran su acompañamiento?

BBVA es una de nuestras principales entidades financieras, que nos ha ayudado en varios proyectos grandes como fue la ampliación de nuestras instalaciones. Debido al continuo crecimiento de la actividad que teníamos, y con el objetivo de ofrecer el mejor servicio y atención a los clientes y al equipo humano que forma la compañía, en 2017 iniciamos la ampliación de la planta hasta alcanzar los 3.500 m2; se inauguró en octubre del año pasado. En este proyecto contamos con el apoyo de BBVA. Es un banco muy abierto que da muy buen trato a las empresas.

Temas

BBVA