Ir a contenido

Colabora:

PREMIO EMPRESA DEL AÑO

Seat, el motor industrial de Catalunya

La compañía, galardonada como Empresa del Año 2018, ha consolidado su relación con el país gracias a una apuesta por el talento y el desarrollo tecnológico

Luca de Meo, su presidente, lidera el impulso hacia el futuro de la movilidad urbana para todo el grupo Volkswagen

Xavier Pérez

Luca de Meo, el presidente de Seat, junto al e-Racer en Ginebra.

Luca de Meo, el presidente de Seat, junto al e-Racer en Ginebra.

El 9 de mayo de 1950 se constituyó la Sociedad Española de Automóviles Turismos, S.A. y rápidamente la compañía empezó a producir vehículos en la factoría de la Zona Franca de Barcelona. Nacía así la primera empresa española moderna de automóviles: Seat.

Desde entonces la marca ha permanecido vinculada a Barcelona y a Catalunya, con una apuesta decidida y altamente tecnológica. La compañía es la única que diseña, desarrolla, fabrica y comercializa en España, y a lo largo de los años ha consolidado su papel como el motor de la industria del automóvil en Catalunya. De la mano del Grupo Volkswagen (al que entró a formar parte en el año 1986) la marca ha conseguido afianzarse como una de las compañías de referencia en el sector a nivel europeo, aprovechando el escaparate tecnológico que le ofrece el consorcio alemán, convirtiéndose en una de las más rentables del momento.

El pasado año 2018 Seat alcanzó su récord histórico de ventas, con 517.600 vehículos (la mayor cifra en 68 años de historia), tras crecer un 10,5% respecto al año anterior. La marca en enero ha vuelto a batir récords de ventas con un 14,2% más que en el mismo mes del año anterior (el mejor de todos los tiempos). Con estas cifras y la apuesta decidida por Catalunya, Seat demuestra que no es una simple marca, es una gran empresa. Por eso EL PERIÓDICO DE CATALUNYA la ha elegido como merecedora del galardón a Mejor Empresa del Año.

La historia de Seat y su relación con Catalunya siempre han rodado a la par, aunque la llegada de Luca de Meo a la presidencia de Seat en 2015 significó, además, un impulso adicional a su ambición industrial de futuro. Seat ha sabido conjugar la tradición por el automóvil que de siempre ha existido en Catalunya, con la magia que supone a nivel mundial la marca Barcelona. La ciudad, que este año celebra el Centenario del primer salón internacional del automóvil de España (si Seat hubiese existido seguro que habría participado), el Automobile Barcelona, siempre ha estado en la mente de los responsables de Seat.

‘Created in Barcelona’

El lema ‘Created in Barcelona’ se ha convertido en el reclamo que Seat ha empleado en sus últimas creaciones para mostrarse al mundo en toda su plenitud. Porque Seat cree en Catalunya y cree en Barcelona. Los modelos que han emanado del lápiz de Alejandro Mesonero ofrecen toda la luz y todo el estilo que la marca siempre ha defendido y que ha encontrado en Barcelona a su mejor referencia.

Actualmente Seat cuenta con una gama de diez modelos que abarcan la mayor parte de las siluetas del mercado, con tres SUV como elementos más destacados y los Ibiza y León como superestrellas. La marca exporta el 80% de su producción a más de 80 países. Además, recientemente ha lanzado la marca Cupra, en lo más alto de la tecnología y el espíritu deportivo que siempre ha unido a Seat con la pasión por el automóvil de Catalunya.

Innovación tecnológica

Seat es la única compañía del sector que desarrolla sus vehículos en España. El Centro Técnico de Martorell es un hervidero de ideas y tecnología. Más de mil ingenieros se encargan de desarrollar la innovación del primer inversor industrial en I+D de España. La compañía tiene un claro compormiso con el futuro. El propio Grupo Volkswgen ha encargado a la marca española el desarrollo de las líneas de la movilidad del futuro. ¿Electrificado? Seguro. En los próximos Mobile World Congress de BCN y el salón del automóvil de Ginebra se concretarán esos primeros pasos hacia un futuro empresarialmente prometedor. 

Temas: Seat