Ir a contenido

EN MÁS DE MIL ESCUELAS

67.000 jóvenes inician las que serán las últimas pruebas de cuarto de ESO si sigue la LOMCE

Los alumnos tendrán que hacer por primera vez un examen de Ciencias y Tecnología

Los estudiantes han tenido que demostrar su comprensión lectora en Catalán con un texto de Michele Catanzaro

MARIA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

Examen de competencias básicas en el instituto Lluís Vives de Barcelona.

Examen de competencias básicas en el instituto Lluís Vives de Barcelona. / ALBERT BERTRAN

Un total de 67.179 alumnos catalanes de cuarto curso de ESO han empezado este martes una nueva tanda de pruebas de competencias básicas, que por primera vez evalúan el área de Ciencias y Tecnología. Esta edición podría ser, si la LOMCE se mantiene en los términos actuales, la última de estos exámenes, ya que el próximo curso se tendrían que sustituir por la reválidacuyos contenidos vendrían ya dictados por el Ministerio de Educación.

En el instituto Lluís Vives de Barcelona, los 60 jóvenes que este año se presentan a la quinta edición edición de estas pruebas, afrontan el inicio la jornada con relativa tranquilidad. Reconocen, casi todos, que algo sí han estudiado, aunque saben, por sus compañeros de cursos anteriores que los ejercicios difíciles no son. Además, como señalan dos chicas que se preparan para entrar en el aula de examen, el resultado no afectará directamente a sus notas finales.

"Bueno, en realidad, estas pruebas sí tienen incidencia, quizás para los alumnos el impacto académico es menor, pero la tienen para los centros", aclara el director, Agustí Rubio. Estos exámenes "son uno de los principales mecanismos que tiene la Administración para evaluarnos. A partir de los resultados de los estudiantes, la Generalitat determina si somos un centro de nivel 1, de nivel 2, de nivel 3 o de nivel 4", detalla. Solo los profesores que trabajan en colegios o institutos de los dos niveles superiores (3 y 4) pueden solicitar, a su vez, la evaluación individual que les permite una mejora de sueldo.

El mundo es un pañuelo

La información firmada por Michele Catanzaro, publicada en la revista ‘Eureka’ y que este martes han tenido que analizar los estudiantes de cuarto de ESO catalanes explica cómo diversos científicos han tratado de analizar cómo funcionan las conexiones interpersonales, que hacen que la expresión 'el mundo es un pañuelo' acabe siendo cierta. 

Los 67.000 alumnos que concurren a las pruebas de competencias básicas, que terminan este miércoles, pertenecen a 1.060 centros educativos: 544 son de titularidad pública, mientras que los 516 restantes son concertados y privados. Los resultados de la prueba se conocerán a partir del 11 de abril.

La jornada ha empezado con la prueba de Catalán (ver documento adjunto) que ha incluido una comprensión de un texto de Pere Calders y un artículo publicado en la revista de divulgación científica 'Eureka' cuyo autor es Michele Catanzaro, colaborador habitual de EL PERIÓDICO. 

En Lengua Castellana, los textos planteados a los alumnos han sido un fragmento de 'Nada' de Carmen Laforet y una entrevista publicada en la contraportada de 'La Vanguardia'.

LA INCÓGNITA DE CIENCIAS

"Preparamos las pruebas unos días antes, sí, pero al tratarse de un test de competencias, no se puede improvisar, con lo que empezamos a trabajar desde un curso antes", explica Jordi Devant, profesor de Matemáticas, una de las materias que este martes han ido también a examen (las pregunta, en el documento adjunto). 

El miércoles será el turno de Ciencias y Tecnología y de la Lengua Extranjera. Esta vez, quienes estudian Alemán como primer idioma también tendrán que examinarse, igual que han hecho hasta ahora sus compañeros de Inglés y Francés. 

"La incógnita viene, sobre todo, en la prueba de Ciencias, que tiene bastante inquietos a los alumnos", observa el director del Lluís Vives. Hay estudiantes, en particular aquellos que ya han decidido que seguirán el bachillerato de Humanidades, que no están estudiando en cuarto de ESO ninguna especialidad científica, puesto que han elegido las asignaturas optativas de Letras.

Ensenyament recuerda, en todo caso, que las pruebas evalúan, como su propio nombre indica, "las competencias básicas de los alumnos, es decir sus habilidades sociales y su capacidad de aplicarlas en la vida cotidiana", ha señalado una portavoz de la 'conselleria'. "No se trata de una reválida, que entonces sí estaría más centrada en los conocimientos", han precisado.  

0 Comentarios
cargando