Ir a contenido

Encuesta de la Agència de Qualitat del Sistema Universitari

La Generalitat prepara un MIR de docentes para dentro de dos años

Los directores de escuela coinciden en que faltan más horas de práctica en el aula

Los maestros harán residencias de un año en centros educativos innovadores

MARIA JESÚS IBÁÑEZ / BARCELONA

La Generalitat prepara un MIR de docentes para dentro de dos años

ALBERT BERTRAN

Saber llevar una clase, ser capaz de despertar el interés de los estudiantes, gestionar los litigios que se produzcan entre los alumnos... Las habilidades de los profesores van más allá de sus conocimientos sobre pedagogía o del dominio de la asignatura que imparten. «Para una buena gestión del aula y una óptima resolución de conflictos haría falta que los futuros docentes hicieran, durante su paso por la universidad, más horas de prácticas y que estas fueran en contextos lo más diversos posible», propone Aleix Gabarró, director del instituto público Montserrat de Barcelona. O mejor aún, que estas prácticas supongan una inmersión en el día a día de un centro educativo, como hacen actualmente, por ejemplo, los médicos noveles a través del MIR, adelantan el secretario general de Polítiques Educatives, Joan Mateo, y el director general de Universitats, Lluís Jofre.

Ambos confirmaron ayer que la Generalitat está estudiando el modo de implantar, de cara al curso 2017-2018 en la secundaria, un nuevo sistema de prácticas para futuros profesores, inspirado en el de los graduados en Medicina. Con todo, admitieron, hay que solucionar aún cuestiones como la retribución de los profesores en formación y determinar quién se encargará de su tutorización. Es más, agregó Mateo, «los centros escolares en los que se desarrollan experiencias pedagógicas innovadoras» podrían ser los que acogieran a estos estudiantes, «para que, así, los nuevos maestros puedan difundir las nuevas metodologías y propagarlas en otras escuelas en las que ejerzan una vez finalizados los estudios».

«No descartamos, además, que en un futuro estas prácticas tipo MIR, que en principio tendrían un año de duración, se conviertan también en la vía de acceso a la profesión docente en el sistema público», indicó el número dos de la Conselleria d’Ensenyament. «Estamos dándole vueltas, buscando fórmulas para que ese acceso no se base únicamente en una prueba memorística como la de la actual oposición», subrayó.

En todo caso, aclaró el director general de Universitats, «como la regulación de estos asuntos depende del Estado y Catalunya no puede mejorar unilateralmente la estructura del ingreso a la carrera docente», la Generalitat y las universidades posiblemente optarán «por mejorar, de momento, los periodos de prácticas, que sí podrían tener una organización similar a la del MIR».

ENCUESTA DE LA AQU

 La posibilidad de implantar un MIR para docentes (recogida también en el programa de algunos partidos para las próximas elecciones generales) aparece asimismo como una de las propuestas de la encuesta presentada ayer por la Agència de Qualitat del Sistema Universitari (AQU), en la que se analiza qué características, preparación y aptitudes debe tener un profesor. El informe, en el que han participado unos 300 expertos, concluye que además de un refuerzo de las prácticas, los maestros han de mejorar su nivel de inglés y ser más transversales.

Los directores de centros educativos valoran, cada vez más, «que un profesor pueda dar más de una materia, que tenga más de una carrera o formación complementaria a la de maestro», indicó Martí Casadesús, director de la AQU.

La encuesta coincide en muchos aspectos con las acciones puestas en marcha por el programa MIF de mejora de los estudios universitarios de Educación.