Ministerio de Hacienda

El déficit del Estado sube al 2,68% del PIB hasta julio y el público cae a 2,14% en el primer semestre

Los ingresos por IRPF bajan casi un 7% y los procedentes del IVA se reducen un 0,8%

Bruselas eleva tres décimas el crecimiento de España, hasta el 2,2%

María Jesús Montero.

María Jesús Montero.

4
Se lee en minutos
Europa Press

El déficit del Estado se situó en 37.682 millones de euros hasta el mes de julio, lo que supone un incremento del 56,8% respecto al mismo periodo del año anterior (24.027 millones) y equivale al 2,68% del PIB, frente al 1,81% existente en julio de 2022.

Según explica el Ministerio de Hacienda, el incremento del déficit del Estado en julio al 2,68% del PIB -lo que supone un aumento de 0,87 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior- se debe al impacto de las liquidaciones definitivas del sistema de financiación de 2021, que ascienden a 11.798 millones a favor de las comunidades autónomas y las entidades locales, frente al año pasado que fueron 6.106 millones a favor del Estado.

De modo que si se deducen del déficit de ambos periodos el resultado de las mencionadas liquidaciones definitivas detallado, teniendo en cuenta el efecto generado por la manera de registro del IRPF en contabilidad nacional, así como las partidas de gasto relativas a las coberturas de saldos negativos, el déficit del Estado en el séptimo mes del año resultaría un 5,9% inferior al del mismo periodo de 2022, según los cálculos de Hacienda.

En cuanto al déficit conjunto de la Administración Central, la Seguridad Social y las comunidades autónomas, excluida la ayuda financiera, se situó en 30.186 millones de euros hasta junio, lo que supone un descenso del 5,1% respecto al año anterior y equivale al 2,14% del PIB -frente al 2,40% del mismo periodo de 2022-.

Si se incluye el saldo de la ayuda a las instituciones financieras, el déficit se redujo al 2,17% del PIB, según los datos facilitados este lunes por el Ministerio de Hacienda y Función Pública.

En concreto, el déficit de la Administración Central se sitúa en 21.203 millones a finales de junio de 2023, el 1,51% del PIB, frente al 1,82 del año pasado, mientras que las comunidades autónomas registraron un déficit de 12.110 millones, lo que equivale al 0,86% del PIB, frente al 0,65% alcanzado en el mismo periodo del año anterior.

Por último los Fondos de la Seguridad Social hasta junio de 2023 registran un superávit de 3.127 millones, un incremento respecto a los 971 millones del año pasado. En términos de PIB el superávit de los Fondos de la Seguridad Social se sitúa en el 0,22% del PIB, superior al 0,07% del 2022.

Los ingresos del Estado por impuestos crecen un 0,9%

Volviendo al déficit del Estado, su comportamiento hasta julio se debe a que los recursos no financieros -ingresos- se sitúan en 142.890 millones, lo que implica un 3,6% menos respecto al mismo periodo de 2022. Dentro de ellos, los impuestos alcanzaron los 116.288 millones, el 81,4% del total de los recursos, tras crecer un leve 0,9% respecto a julio de 2022.

Los impuestos sobre la producción y las importaciones aumentaron un 1,4% hasta situarse en 69.127 millones, de los cuales 52.080millones corresponden a ingresos por IVA, cifra inferior en un 0,8% a la de 2022.

Dentro de los recursos no financieros, como novedades impositivas de 2023, destaca el ingreso del nuevo Impuesto Especial sobre los Envases de Plástico No Reutilizables (345 millones), el gravamen temporal energético (753 millones) y el gravamen temporal de entidades de crédito y establecimientos financieros de crédito (587 millones) con un importe conjunto de 1.685 millones.

Los ingresos por sociedades crecen casi un 14%

Por su parte, los impuestos corrientes sobre la renta y el patrimonio alcanzaron los 47.028 millones, cifra superior en un 0,4% a la de los siete primeros meses de 2022, debido a que los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades aumentaron un 13,3%, hasta 12.422 millones, derivado del aumento de recaudación del primer pago fraccionado.

Por su parte, el IRPF alcanzó los 31.649 millones, un 6,8% menos, mientras que los ingresos del Impuesto sobre la Renta de No Residentes con 2.128 millones se elevan un 28,8%. Asimismo, los impuestos sobre el capital lograron los 133 millones de euros y los ingresos de las cotizaciones sociales descendieron en un 2,2%.

Aumentan los gastos

En el caso de los gastos, hasta julio, los empleos no financieros del Estado se han situado en 180.572 millones, cifra superior en un 4,8% a la registrada en los siete primeros meses de 2022.

Noticias relacionadas

La partida de mayor volumen son las transferencias entre administraciones públicas, con un peso del 64,2% sobre el total de empleos no financieros. En concreto, en los siete primeros meses del año, ascienden a 115.842 millones, un 8% más que el año anterior, principalmente por la dotación adicional de 1.666 millones destinada a comunidades autónomas y corporaciones locales para compensar el saldo global negativo de la liquidación de 2020.

Además, la remuneración de asalariados creció un 3,7%. Esta rúbrica, que se situó en 12.080 millones, está afectada por la subida del 2,5% en las retribuciones del empleo público.