Informe anual

El Banco de España volverá a elevar el crecimiento del PIB y lo acercará al 2%

El Banco de España aprecia "especial vulnerabilidad" en el acceso a la vivienda

Propuesta para refomar el seguro de desempleo: más prestación durante menos tiempo

El gobernador augura que en 2025 será necesario un nuevo ajuste del sistema de pensiones y cuestiona la ley de vivienda

DAVID CASTRO MADRID 01-06-2022 POLITICA Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España , antes de comparecer esta tarde en el Congreso de los Diputados .Imagen DAVID CASTRO

DAVID CASTRO MADRID 01-06-2022 POLITICA Pablo Hernández de Cos, Gobernador del Banco de España , antes de comparecer esta tarde en el Congreso de los Diputados .Imagen DAVID CASTRO / DAVID CASTRO

Rosa María Sánchez

Rosa María Sánchez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La economía española está dando muestras de un dinamismo mayor de lo esperado en la primera parte del año hasta el punto de que el Banco de España prevé volver a revisar al alza su previsión de crecimiento para este año, por encima del 1,6% que avanzó en el mes de marzo, hasta una tasa cercana al 2%, más próxima a la previsión del Gobierno del 2,1% que, hasta ahora, se situaba en la franja más optimista de los pronósticos. "La información más reciente muestra un crecimiento de la actividad mayor que el previsto en el primer trimestre de este año, lo que, junto con la revisión reciente de la serie histórica, sugieren que el PIB podría crecer este año por encima del 1,6% previsto en nuestras últimas proyecciones" afirma el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en el Informe Anual del organismo, publicado este miércoles.

En su artículo introductorio del Informe Anual, Hernández de Cos saluda el acuerdo salarial entre patronal y sindicatos hasta 2025 y, en materia de pensiones, advierte de que 2025 se impondrá un nuevo ajuste del sistema pues, según los cálculos del Banco de España, la reforma del ministro José Luis Escrivá no habrá bastado para reconducir las cuentas según lo comprometido con la Unión Europea y se activará el mecanismo de ajuste automático previsto en la ley. El gobernador, además, cuestiona el control en los precios del alquiler introducido en la nueva ley de vivienda y de cara al sector financiero, reclama prudencia en el reparto de beneficios y destinar una parte adicional de este a reforzar su capital para afrontar posibles escenarios de riesgo. El informe anual, además, sugiere una reforma de la prestación por desempleo, con una cuantía mayor de cada mensualidad pero durante un tiempo menor, para lograr un mayor incentivo para retornar a la actividad.

Revisión al alza

Revisión al alza

La próxima revisión de las perspectivas de crecimiento del Banco de España se producirán el próximo mes de junio. "Solo por la corrección al alza del crecimiento de los dos últimos trimestres de 2022 que ha realizado el INE y por la actividad del primer trimestre, superior a lo que habíamos previsto, habría que elevar en cinco décimas la previsión de crecimiento, hasta el 2,1%", ha explicado el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán. Sin embargo, "eso no quiere decir que esa vaya a ser nuestra nueva proyección en junio", añade. Hay algunos factores que restarán impulso al crecimiento y entre ellos se sitúa la subida de tipos de interés que está impulsando el Banco Central Europeo (BCE), cuyos efectos restrictivos sobre la economía real irán a más a partir de ahora.

La subida de los tipos resta crecimiento

La subida de los tipos resta crecimiento

"La transmisión a la actividad real y a la inflación del endurecimiento de la política monetaria estaría empezando a materializarse ya, aunque el grueso de los efectos se percibirán a partir de este año", se afirma en el Informe Anual. De momento, según los cálculos del Banco de España, el endurecimiento de la política monetaria en los últimos trimestres, con el consiguiente encarecimiento del crédito, se ha traducido en España en una menor inflación de dos décimas en 2022 (la inflación media fue del 8,4% el año pasado), al tiempo que habría restado seis décimas al crecimiento del PIB del año pasado (que resultó del 5,5%), si bien su impacto máximo, de alrededor de 1,1 puntos se espera en 2024.

Hipotecas y depósitos bancarios

Hipotecas y depósitos bancarios

En general del Banco de España constata que la traslación de la subida de los tipos de interés del BCE a las hipotecas y a los depósitos está siendo más lenta de lo que cabría esperar tomando en cuenta episodios anteriores. No obstante, el coste de las nuevas hipotecas ya se ha encarecido 2 puntos desde diciembre de 2021 hasta febrero de 2023 (y podría llegar a 3 puntos si se cumplen patrones anteriores). Mucho más lenta va la traslación de la subida de tipos a los depósitos a plazo en la banca española: su remuneración apenas ha subido en 0,75 puntos en igual periodo, la mitad que lo anotado en la zona euro (1,6 puntos). Según el Banco de España, la fuerte posición de liquidez de la banca española y la existencia de un menor nivel de competencia en el sector explican buena parte del hecho de que las entidades estén remunerando peor los depósitos de sus clientes.

Inflación y salarios

Inflación y salarios

El organismo prevé que la inflación, que se alcanzó una media del 8,4% en 2022 bajará hasta el 3,7% en 2023. De cara a 2024 estima que la retirada definitiva de las medidas antiinflación que ha venido adoptando el Gobierno desde 2021 añadirá 1,6 puntos a la tasa del año próximo (hasta el 3,6%). El Banco de España cifra en 37.000 millones de euros el impacto de las medidas en todo este periodo. Para 2025 se pronostica una tasa de inflación del 1,8%. El gobernador, Pablo Hernández de Cos, valora que el acuerdo salarial entre patronal y sindicatos puede servir para articular "un reparto equitativo" del empobrecimiento derivado del encarecimiento de las materias primas importadas (energía, sobre todo) y evitar los "temidos" efectos de segunda ronda.

Deuda pública y pensiones

Deuda pública y pensiones

El Banco de España identifica el elevado volumen de deuda pública como una de las mayores debilidades de la economía española, frente a lo que recomienda "un ajuste fiscal riguroso". En este sentido, observa que la reforma de las pensiones ultimada por el Gobierno asume unos compromisos de gasto que no se compensan con los mayores ingresos del sistema. "Previsiblemente será necesario adoptar nuevas medidas a partir de 2025 para reforzar su sostenbilidad financiera", se apunta en el Informe Anual. El Banco de España, además, teme el posible impacto que la subida de cotizaciones pueda tener sobre el empleo. A priori, se estima que cada punto de incremento de las cuotas, puede generar una caída del 0,25% en el empleo al cabo de cuatro años.

Familias vulnerables por la vivienda

Familias vulnerables por la vivienda

El gobernador alerta de que con el endurecimiento de las condiciones de acceso a la vivienda en los últimos años, tanto en propiedad como en alquiler, "ha aumentado la proporción de población en riesgo de exclusión social y de hogares con capacidad de gasto restringida en otros bienes y servicios". Según calculos del Banco de España, casi la mitad de las personas que viven de aquiler están en rieso de pobreza o de exclusión social; además, el 40% de las familias destina más del 40% de su renta disponible a la vivienda (en alquiler o propiedad). El supervisor bancario juzga acertado el énfasis que pone la nueva ley de vivienda en fomentar la oferta pública de alquiler pero considera que las medidas destinadas a controlar las rentas que se cobran al inquilino puede generar efectos indeseados a medio plazo (reducción de la oferta, pérdida de calidad de esta, encarecimiento de los nuevos alquileres).

Avales para hipotecas de jóvenes

Avales para hipotecas de jóvenes

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, ha mostrado algunas reservas respecto a la decisión del Gobierno de ofrecer avales públicos a jóvenes para garantizar el 20% de la cuantía de una hipoteca con la que atender el importe inicial para la adquisición de una vivienda (la entrada). Para Gavilán, es una buena práctica de prudencia financiera que las hipotecas alcancen, como máximo, el 80% del valor de la vivienda, y no el 100% al que se llegaría con el aval del ICO.