Tendencia alcista

Este reputado economista da la fecha del fin de la subida de precios

José Ignacio Conde-Ruiz opina que es necesario ver cómo evoluciona el IPC en los próximos meses

Surtidores y panel de precios en una gasolinera de Barcelona.

Surtidores y panel de precios en una gasolinera de Barcelona. / Ricard Cugat (Zeta_intramedia)

1
Se lee en minutos
El Periódico

La situación económica preocupa. Sobre todo la espiral inflacionista, que se traduce en un aumento constante de los precios: el IPC de julio se situó en el 10,8%, su máximo desde 1984, ha corroborado el Instituto Nacional de Estadística este viernes. El economista José Ignacio Conde-Ruiz ha explicado desmigado las claves de esta crisis, comenzando por su origen. Considera que los precios de la energía está detrás del encarecimiento del resto de precios y, por ende, provoca que "seamos todos más pobres", manifiesta. Todo origen tiene un final, y el experto ha predicho cuando terminará esta tendencia alcista.

Conde-Ruiz opina que es necesario ver cómo evoluciona el IPC en los próximos meses. “El objetivo es tener un poco de paciencia, ver que en el mes de agosto y de septiembre la inflación se empieza a controlar”, ha valorado en el programa ‘Más vale tarde’ de LaSexta.

El invierno sería clave

"Si somos capaces de capear el invierno sin que se produzcan cierres en la industria española ni en la europea, podríamos dar por superada la situación", ha afirmado, consciente que este bache provoca una incertidumbre que se ceba todavía más en la economía y en los bolsillos de los ciudadanos.

Noticias relacionadas

Respecto a las posibles soluciones para superar este bache, Conde-Ruiz asegura que no pasan por subir los salarios en la misma medida que los precios. Es más, cree que "entraríamos en una espiral que nos daría miedo a todos los economistas", pues irían subiendo progresivamente tanto unos como otros.

Mientras suban los precios, el economista se muestra a favor de medidas como “ayudar a las familias más vulnerables” o que el Gobierno trate de evitar que empresas saquen réditos de la situación económica para aumentar sus beneficios.