Empresas

De los Tagliatella a TMB: el papel de váter y jabón de 3.000 empresas y entes públicos llegan desde Lleida

  • La proveedora familiar Ilser Group crece empujada por el aumento de costes y por su aterrizaje en el sector público

  • La compañía estima que sus ingresos aumentarán un 40% este año, hasta alcanzar un volumen de negocio de 7 millones de euros

Marc Cerón, consejero delegado de Ilser Group.

Marc Cerón, consejero delegado de Ilser Group. / Santi Iglesias (Ilser Group)

2
Se lee en minutos
Paula Clemente
Paula Clemente

Periodista

Especialista en start-ups, sector emprendedor

ver +

Sembrar cuando el resto se repliega, aguantar una mala racha, apostar decididamente por los grandes clientes y también, como no, tener algo de suerte. La empresa familiar Ilser Group (antes Ilerda Serveis), distribuidora de productos de limpieza como papel de váter, jabón o detergentes, ha más que duplicado su facturación en los últimos cinco años, y prevé incrementar la cifra otro 40% solo este ejercicio. En este caso, más allá de los factores que motivan la estrategia general del grupo desde 2016, la clave son el aumento de costes asociado a las turbulencias económicas de los últimos meses y haber empezado a participar (y a ganar) en concursos públicos.

Así, esta compañía con sede en Lleida y casi 35 años de trayectoria, que ya contaba en su cartera de 3.000 clientes con nombres como los hoteles Holiday Inn, la Corporació Alimentària de Guissona, el Grup Vall Companys, La Tagliatella o BonÀrea, sirve también ahora a geriátricos, hospitales, ayuntamientos y, desde este junio, a Transports Metropolitans de Barcelona (TMB). A este grupo de empresas municipales les suministra jabón y papel, tanto para que los mecánicos se limpien las manos, como para los baños del personal y de las estaciones. Al resto, también detergentes, jabones de limpieza de superficie y todo tipo de productos de limpieza.

En total, un volumen de negocio entre España y Andorra (donde la empresa adquirió a finales del año pasado a su competidora Llexiu l’Andorrana) de más 5 millones de euros el año pasado.

“A lo largo de estos años hemos aprovechado las dos crisis más grandes que ha habido [2008 y 2020] para crecer: en vez de quedarnos en casa y esperar a que pase el temporal, hemos aprovechado y nos ha ido muy bien”, explica el consejero delegado de la firma, Marc Cerón. En los años de la crisis financiera, invirtieron en sostenibilidad y en llegar a otras provincias catalanas. Ante el estallido de la pandemia, decidieron convertirse en empresa covid y suministrar mascarillas, gel y guantes. “Así vimos que la administración pública podía ser un buen cliente en el que apoyarse después de la pandemia, porque el sector privado estaría bastante tocado”, agrega el directivo. Y así han acabado siendo proveedores de dos hospitales en Tortosa o de varios ayuntamientos en la Anoia y el Vallès.

Asentar crecimiento

Noticias relacionadas

Ahora, sus esfuerzos están concentrados en consolidar su proyecto y en asentar este crecimiento. Porque esta especie de tercera crisis global relacionada con el encarecimiento de las materias primas y los problemas de suministro, no va a ser fácil para ellos. Si bien por un lado les ayuda en cuanto a la facturación (el papel de váter se vende ahora un 50% más caro que a principios de año, por ejemplo), por otro les reduce márgenes.

“Los costes de explotación del negocio han subido mucho, tanto por los sueldos como por el coste energético de la empresa”, concluye Cerón. “Tienes que hacer maravillas para funcionar”, añade el directivo, que pese a todo está convencido de que seguirá capeando el temporal.